Sorpresa es la palabra con la que se puede definir la temporada pasada de la División Sureste de la NBA, ya que a pesar de que esta zona de la liga no tiene a los mejores equipos, sí cuenta con jugadores que saben sobreponerse a la adversidad.

El claro ejemplo de eso es Trae Young y los Atlanta Hawks, que a pesar de que terminaron en el quinto lugar de la Conferencia Este la temporada pasada, demostraron que su juego era de otro nivel, pues simplemente en la primera Ronda y en Semifinales de Conferencia, eliminaron a los New York Knicks y Philadelphia 76ers de forma respectiva, equipos que tuvieron un mejor récord que ellos en la temporada regular.

El nivel de los Hawks les alcanzó para llegar a las Finales de Conferencia donde perdieron contra los actuales campeones, los Milwaukee Bucks, y es por eso que esta campaña tratarán de dar el siguiente paso en su “vuelo” para buscar el ansiado título de la NBA.

La división sureste se define por los momentos de cada equipo y, sin dudas, el Miami Heat quiere recuperar el “peligroso calor” que tenían hace unas temporadas y la llegada de un jugador como Kyle Lowry puede ayudar a eso.

Lowry se convertirá en el eje que hará que todo funcione, tanto en ataque como en defensa por lo que se deberá contar con su mejor versión para que el Heat regrese a los planos estelares.

A pesar de que el año pasado no fue el Pick número del Draft, LaMelo Ball dejó en claro su favoritismo dentro de la NBA y llegó a los Hornets para poner ritmo en el juego, lo cual logró; sin embargo, una lesión en su muñeca lo dejó fuera toda la temporada.

Ahora más que nunca, ese juego que hizo que se ganara el premio al Novato del Año debe aparecer para encontrar su mejor versión y concretar su consagración como un All-Star, muy independientemente si llega o no a los Playoffs.

Por último, Orlando Magic y los Washington Wizards tienen presentes muy diferentes para esta temporada.

Los de Orlando esperan que sus jugadores estén en su mejor nivel, pero las lesiones siguen siendo su mayor miedo. En el caso de Wizards, el plantel sigue esperando que el nivel del japonés Rui Hachimura explote, pero todo parece indicar que este año no será ese momento.

También puedes leer: El futuro es hoy, las figuras jóvenes de la NBA