La MLB adoptó su primer reloj de lanzamiento, límites en ajustes defensivos y bases más grandes para la próxima temporada.

En un esfuerzo por acortar la duración de los partidos e incrementar la ofensiva en un deporte ligado a la tradición.

La decisión sobre el reloj y las restricciones de ajustes defensivos por parte del comité de competencia de 11 integrantes se tomó el viernes.

Lee también: Julio Urías disputará el Clásico Mundial de Beisbol 2023 con México

 

Pese a la oposición unánime de los peloteros del panel, quienes aprobaron el aumento del tamaño de las bases.

El comisionado de ligas mayores Rob Manfred había promovido los cambios por mucho tiempo.

En un intento por combatir el incremento de tiempo muerto durante cuatro décadas y la asfixia de la ofensiva en la era de la analítica.

“Tanto las extensas pruebas en los últimos años como el personal de las ligas menores y una amplia gama de aficionados han reconocido el impacto colectivo”, dijo Manfred en un comunicado.

Hasta finales del año pasado, Grandes Ligas necesitaba un aviso.

Con un año de anticipación para realizar cambios en las reglas del juego sin la aprobación del sindicato de peloteros.

El cual accedió en el acuerdo de cierre patronal de marzo establecer al comité, que incluye a seis representantes de la gerencia, cuatro jugadores y un umpire.

“Los jugadores viven el juego, día tras día”.

“Las reglas y regulaciones en el campo afectan su preparación, rendimiento y, en última instancia, la integridad del juego en sí”, subrayó el sindicato en un comunicado.

“Grandes Ligas no estuvo dispuesta a abordar de manera significativa las áreas de preocupación que plantearon los jugadores”.

El reloj de lanzamiento se establecerá en 15 segundos cuando no haya corredores en las bases y de 20 segundos con corredores.

Por encima del 14/19 probado en la categoría Triple A esta temporada y del 14/18 en niveles inferiores de ligas menores.

Habrá un máximo de dos de lo que Grandes Ligas llama desvinculaciones, tiros del pitcher a base o dejar de hacer contacto con la placa de lanzamiento, por turno en el plato.

Y se considerará un balk a partir de la tercera desvinculación a menos que haya obtenido un out. El límite de desvinculaciones se restablecerá si un corredor avanza a la siguiente base.

El reloj ha ayudado a reducir el tiempo promedio de un partido de nueve entradas en ligas menores de 3:04 horas en 2021 a 2:38 esta temporada.

El tiempo promedio de un juego de nueve entradas en ligas mayores este año es de 3:06; era de 2:46 en 1989, según Elias Sports Bureau.