Kirk Cousins lanzó tres pases de anotación, incluido su último a Adam Thielen para lograr la ventaja en el cuarto periodo, y los Minnesota Vikings doblegaron el jueves 33-26 a los New England Patriots.

Justin Jefferson logró 139 yardas y atrapó uno de los lanzamientos para anotación de Cousins, que tuvo una actuación crucial frente a una formidable defensiva y que los Vikings (9-2) necesitaban para recuperarse de su aplastante derrota ante Dallas.

El entrenador novato Kevin O’Connell se apuntó una victoria sobre Bill Belichick, quien lo había escogido para los Patrios en el Draft de 2008.

Mac Jones lanzó pases para 382 yardas, la cifra más alta de su carrera, animando a una ofensiva aletargada de los Patriots (6-5) que perdió filo en la parte final del encuentro.

En el último cuarto, los Patriots fallaron tres goles de campo, perdieron la posesión del balón una vez en la yarda 39 de Minnesota y no concretaron un último avance ofensivo.

Lee también: Cowboys remonta a los Giants y rompe mala racha en Día de Gracias

Jones completó con Hunter Henry un pase abierto de 37 yardas para touchdown en la segunda mitad que puso a los Patriots arriba 23-16 al comienzo del tercer periodo; sin embargo, los Vikings respondieron con una anotación de Kene Nwangwu en una devolución a una patada de 97 yardas.

Jones, que completó 23 de 27 pases la semana pasada, la cifra más alta en su carrera, conectó con el ala cerrada Hunter Henry para una segunda anotación.

En la repetición se anuló el touchdown: la mano de Henry pareció estar abajo del balón sin sostenerlo brevemente, lo que obligó a los Patriots a conformarse con el cuarto gol de campo de Nick Folk a finales del tercer periodo.