El Regreso de los aficionados a los partidos de la NBA es más que inminente y por eso el Miami Heat tendrá protocolos estrictos para ingresar al American Airlines y uno de ellos será pasar el control de calidad de perros entrenados para detectar el virus de COVID-19.

Con la finalidad de evitar los contagios dentro de la liga, el Heat comentó por medio de sus redes sociales que, aunque, es una idea que no a muchos pueda convencer, estudios revelaron que perritos entrenados pueden realizar esta detección con éxito.

Sin embargo, si hay alguna persona que le incomode ser olfateado por la patrulla canina, tendrá la opción de ser inspeccionado de una forma diferente para confirmar su estado negativo de este virus.

Lee: Una Selección de Basquetbol renovada

Además, otro de los aspectos que mencionó, y que será obligatorio para ciertas personas, es que si el aficionado está cerca de la duela de juego este se tendrá que hacer una prueba rápida de COVID-19 sin excepción alguna.

Estas medidas se llevarán acabo el 28 de enero, cuando el Heat de Miami se enfrente Los Angeles Clippers ante 1500 aficionados, en lo que significará su reapertura de puertas después de un año.

Te recomendamos: Tecnología y fans, los salvadores de la NBA