Pero, ¿por qué tan temprano viernes, sábado y domingo?

Porque la atmósfera está fría todavía comparada con el calor de los mecheros que calentando el aire, valga la redundancia, permiten a los globos subir.

A las 11 de la mañana la atmósfera se calienta y entonces los globos no suben tanto, pero no termina ahí el espectáculo.

La noche del viernes y del sábado por ahí de las siete de la noche los globos se vuelven a inflar, pero son amarrados aproximadamente a tres o cuatro metros y se convierte en un espectáculo de luz y sonido maravilloso.

Esto se celebra en la presa del Palote. Es justo en una de las orillas donde está el Parque Metropolitano, ahí arranca mi buen fin y luego…

A toda velocidad

Nos vamos a Houston y de ahí a Austin, Texas, para el Gran Premio de Estados Unidos.

Finalmente y después de muchos años, cuando pasan dos son muchos, la Fórmula Uno desde el 2007 no toca suelo norteamericano y decía ayer Bernie Ecclestone y decía bien, un campeonato mundial debe llegar al mercado más grande del mundo, que es el de Estados Unidos.

Le comentaba ayer que el peor de los enemigos que tiene la F1 en Estados Unidos es ese público masivo, enorme, de millones, simplista, que le gustan las vueltas de óvalos.

Pero hay otro público

En Estados Unidos que quiere a la máxima categoría, que es la Fórmula Uno, y si nos la ponen cerquita, qué mejor.

Habrá una invasión, muchísima gente de Monterrey, de otras partes de la República Mexicana y por supuesto de la Ciudad de México.

Un circuito en donde es propicio el diseño para los McLaren Mercedes y quizá los Mercedes por ahí se metan, pero está el duelo entre Fernando Alonso y Sebastián Vettel para meterse a la pelea por el título y ahí cerquita.

La NFL no se detiene. En esta semana crucial, la número 11 donde hay partidos muy interesantes, comenzamos con una rivalidad de poco más de un siglo: Empacadores de Green Bay  contra Leones de Detroit.

Se van a enfrentar en condiciones diferentes a las del año pasado, que eran muy parejas. Hoy los Leones se han ido desplomando y los Empacadores sin duda uno de los equipos más fuertes de la presente Liga.

Después de este juego me quedaría con la visita de los Cafés a los Vaqueros, porque los de Dallas vienen de dar la nota, el “do de pecho” en el stadio de las Águilas de Filadelfia, y hoy regresan a casa; pero como que no meten segunda en  casa y vamos a ver si los Vaqueros pueden aprovechar su ventaja ante uno de los equipos no muy fuertes.

La visita de los Jaguares a los Texanos, que vienen de ganarle a los Osos de Chicago y colocarse, ínsito, y lo vuelvo a recalcar y no lo digo de ahorita sino desde hace dos temporadas, para mí este es un equipo hecho ya para pelear el Super Bowl, por qué no.

Y estos Jaguares que están mermados, pero cuidado, ya lo vimos en el partido en Kansas City ante los Acereros, que no hay enemigo pequeño.

Por supuesto y sin duda me quedo con la visita de los Potros a los Patriotas, una gran rivalidad y ahora con Andrew Luck que refresca el tema de Tom Brady.

Nuestra liguilla por el título del futbol  mexicano

Insisto, este Toluca es mucho Toluca para estas Chivas, pero nadie ha ganado un partido sin jugarlo.

Por si fuera poco y de despedida, tenemos desde luego una Copa Davis tremenda cuando la República Checa basada en Tomas Berdych, enfrenta a los españoles sin Rafael Nadal. Pero yo diría que hasta con exceso de talento.

Así las cosas pues, mi buen fin arrancará en León con el Festival Internacional del Globo, pasará hasta Texas, Estados Unidos, con el Gran Premio de Fórmula Uno en Austin, y al final nuestra Liguilla que, ahora sí con el valor de gol de visitante, ya es de las  de “a deveras”… Así de fácil.