Terminó oficialmente la participación de México en los Juegos Olímpicos, luego de que Jesús Esparza, Juan Pacheco y José Luis Santana tomaran parte en la prueba de maratón.

Santana fue el mexicano mejor ubicado al terminar en la posición 56 con un tiempo de 2h21m32s, seguido de Pacheco en el sitio 65 (2h23m41s) y Esparza en el lugar 74 (2h31m51s). Los tres obtuvieron la mejor marca de la temporada.

De esta manera, la Delegación Mexicana se va de Tokio con cuatro medallas de bronce solamente, ganadas por Alejandra Valencia y Luis Álvarez en tiro con arco; Alejandra Orozco y Gabriela Agúndez, en clavados sincronizados (plataforma); Aremi Fuentes, en halterofilia y el equipo de futbol.

Con este resultado, no se cumplió ni con el pronóstico mínimo de cinco medallas que el titular del Comité Olímpico Mexicano (COM), Carlos Padilla Becerra, dio días antes de la justa.

Aún más alejado estuvo la predicción de Ana Gabriela Guevara, titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade).

Este resultado es el peor desde Atlanta 1996, donde se consiguió solo un bronce, pues aunque se igualó el número de preseas que en Atenas 2004 y Beijing 2008, en ellas hubo tres platas y dos oros, respectivamente.

Vale decir que México ocupó siete cuartos lugares y en boxeo, Rogelio Romero se quedó a un triunfo de asegurar la medalla de bronce, pues cayó en Cuartos de Final ante el cubano Arlen Ramos, a la postre, medallista de oro.

De estos cuartos lugares, se destacan los conseguidos por Alexa Moreno en la final de salto de caballo y el de José Luis Orozco en tiro deportivo.

Lee también: Paola Morán explota contra críticos: ‘No, no vamos a pasear y no somos mediocres’

Además del bronce conseguido en plataforma sincronizados, el equipo de clavados consiguió tres cuartos lugares, esto en las pruebas de plataformas sincronizados varoni (Kevin Berlín y Diego Balleza), trampolín 3m sincronizados (Yahel Castillo y Juan Celaya) y en plataforma individual femenil (Gabriela Agúndez).

El otro cuarto lugar fue del equipo de softbol, que dejó la justa envuelto en la polémica, luego de que revelara que algunas jugadoras dejaron algunas prendas del uniforme en la Villa Olímpica.