¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Fan
Nacional

CéLULASMADRE

Mejor una sopa… que una cirugía

Indigo Staff

Antes de decidir operarse y tener que pasar un larga etapa en rehabilitación, lo que les quitaría tiempo de entrenamiento y les daría muchos días de inactividad, los deportistas están optando por “tomarse una Sopa milagrosa”.

Este nuevo procedimiento médico ha llamado la atención de muchos atletas, quienes están viajando a Nueva York para probar la que parece ser una exitosa alternativa al quirófano.


Sep 2, 2015
Lectura 4 min

$15,000 dólares es el precio mínimo que se paga por este procedimiento

"¿Por qué crees que los deportistas han adoptado esto? Porque saben que sí funciona. Es tan simple como eso"

- Joseph Purita

Doctor que usa ‘La Sopa’

"Este tipo de terapia celular verdaderamente puede ser de ayuda para ellos (los deportistas)"

El tratamiento con células madre aún está en fase experimental, y no se sabe si es un procedimiento legal bajo los lineamientos de la FDA

- Steven Victor

Pdte. de IntelliCell BioScience

Antes de decidir operarse y tener que pasar un larga etapa en rehabilitación, lo que les quitaría tiempo de entrenamiento y les daría muchos días de inactividad, los deportistas están optando por “tomarse una Sopa milagrosa”.

Este nuevo procedimiento médico ha llamado la atención de muchos atletas, quienes están viajando a Nueva York para probar la que parece ser una exitosa alternativa al quirófano.

Conocido como “La Sopa” (The Soup), este método puede ayudar a reparar lesiones en rodillas, tobillos, caderas y cuello, las cuales requerirían de una operación para solucionarse.

“La Sopa” es una mezcla de células humanas que incluyen células madre derivadas de la propia grasa del paciente.

“La medicina tradicional y las drogas tradicionales no funcionan para todos los pacientes. Este tipo de terapia celular verdaderamente puede ser de ayuda para ellos”, explicó al diario USA Today Steven Victor, fundador y presidente de Intell BioScience, empresa que manufactura “La Sopa”.

Las clínicas de células madre en Estados Unidos se han cuadruplicado en los últimos cinco años y actualmente son alrededor de 200, según una estimación de Paul Knoepfler,  experto en células de la Universidad de California-Davis.

“Realmente se siente como un gran experimento y la gente está pagando mucho dinero para ser parte de esto”, dijo Knoepfler.

Muchos seguidores

Entre los atletas que han probado este procedimiento está el pitcher Bartolo Colon, quien después de probar el tratamiento, logró reactivar si brazo, que estaba muy cerca del colapso.

Bartolo visitó la clínica del doctor Joseph Purita, quien tenía antecedentes de haber ayudado a sanar a deportistas gracias al tratamiento con células madre.

“Un buen termómetro para saber si esto realmente funciona o no son los atletas profesionales. Tienes a personas que están haciendo millones de dólares al año. Ellos van a hacer sus investigaciones junto con sus agentes, no van a hacer algo que no funcione o que sea falso. ¿Por qué crees que los deportistas han adoptado esto? Porque saben que sí funciona. Es tan simple como eso”, dijo Purita.

El médico dijo que el costo de este tratamiento oscila entre los 4 mil y 7 mil dólares, precio que pagan los atletas para poder continuar con sus carreras.

“No sé si esto se debió a las células madre o es solo mental, pero en general me sentí mejor después del tratamiento. Lo mejor de esto era que en verdad me estaba recuperando más rápido de lo esperado”, dijo al diario USA Today Rolando McClain, de los Vaqueros de Dallas.

No todo es bueno

Pero hay una “mosca en la sopa”, un punto negativo en esta alternativa medicinal, y eso es que nadie sabe en verdad si este tipo de tratamiento en verdad funciona ni tampoco se sabe si es legal bajo los lineamientos de la Administración de Alimentos y Drogas de Estados Unidos (FDA).

Lo mismo puede decirse del rápido crecimiento que han tenido clínicas que ofrecen el tratamiento de terapia celular que puede ayudar a combatir una serie de malestares que van desde problemas en las arterias, hasta el Alzheimer.

Silencio incómodo

La FDA no ha dado su postura oficial sobre “La Sopa”, pero lleva tiempo combatiendo estas nuevas terapias celulares por considerarlas que son riesgosas para la salud.

En marzo de 2012, la FDA le dio una advertencia a Victor, en la que le decía que el producto de IntelliCell violaba la ley y debía ser considerado un nuevo medicamento, lo cual necesitaba largos y costosos ensayos clínicos para determinar si es seguro y eficaz para consumo público.

Mientras se determina la verdadera eficacia de la “Sopa”, este tratamiento gana más interés entre los deportistas que prefieren probar nuevas alternativas, sin la necesidad de entrar a cirugía.

Comentarios