La MLB suspendieron 60 juegos al lanzador de los Orioles, Matt Harvey, por distribuir una droga recreativa prohibida.

El mismo pitcher admitió que había proporcionado opioides a un compañero que murió por una sobredosis.

Asimismo, el exastro de los Mets admitió, durante un juicio en Texas, que había consumido cocaína cuando jugaba en ese equipo y en los Angels.

El juicio se llevó a cabo a raíz de la muerte de Tyler Skaggs, lanzador de los Angels.

Harvey, un derecho de 33 años, acordó el mes pasado un contrato de ligas menores con los Orioles.

Ha trabajado en las instalaciones anexas de los entrenamientos de primavera de Baltimore y no ha lanzado en ningún juego.

Matt Kay fue imputado por un delito de distribución de drogas que resultaron en muerte y un complot para suministrar estupefacientes.

Lee también: MLB tendrá juegos en Londres para 2023, 2024 y 2026

Podría ser condenado a entre 20 años y cadena perpetua, el 28 de junio, fecha en que se anunciaría la sentencia.

Harvey fue la séptima selección general, reclutado por los Mets en el draft amateur del 2010. Debutó en las Grandes Ligas en el 2012.

Fue titular en el Juego de Estrellas de 2013, pero un mes después se desgarró el ligamento cubital colateral del codo con el que lanza.

Harvey regresó en el 2015 y tuvo una foja de 13-8 para ayudar a que los Mets llegaran a la Serie Mundial.

Fue enviado en mayo del 2018 a Cincinnati y lanzó con los Angelinos en el 2019, Kansas City en el 2020 y Baltimore el año pasado, cuando tuvo foja de 6-14, con efectividad de 6.27.

Su récord de por vida es de 50-66, con 4.42 de efectividad a lo largo de nueve campañas en las Grandes Ligas.