¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Fan
Nacional
imagen principal

ICEMAN

Más frío que un témpano

Indigo Staff

La historia automovilística de Kimi-Mattias Räikkönen, apodado “Iceman”, nacido en  Finlandia en 1979, se remonta a 1989. Cuando apenas contaba con 10 años de edad, de lleno en el kartismo, ganándolo todo, entonces lo conocían como un niño prodigio, otros lo veían de reojo, pero Kimi apuntaba a ser campeón de la Fórmula Uno-

Por 10 años domina el Kartismo de la región, hasta que a sus 20 años comienza sus movimientos emigrando a otras categorías de monoplazas, algo poco común en un piloto que ha llegado hasta lo más alto en la F1.


May 10, 2012
Lectura 5 min
portada post

El finlandés se encuentra en la séptima posición de la temporada de la Fórmula Uno, a 19 puntos del líder Sebastian Vettel.

La historia automovilística de Kimi-Mattias Räikkönen, apodado “Iceman”, nacido en  Finlandia en 1979, se remonta a 1989. Cuando apenas contaba con 10 años de edad, de lleno en el kartismo, ganándolo todo, entonces lo conocían como un niño prodigio, otros lo veían de reojo, pero Kimi apuntaba a ser campeón de la Fórmula Uno-

Por 10 años domina el Kartismo de la región, hasta que a sus 20 años comienza sus movimientos emigrando a otras categorías de monoplazas, algo poco común en un piloto que ha llegado hasta lo más alto en la F1.

No estuvo ni dos años compitiendo en el campeonato Renault británico, donde ganó el título en su primera temporada y luego en la Fórmula Renault, campeonato en el que logró dos victorias, dos poles y dos vueltas rápidas.

Ahí es en donde cambia la historia, dicen que no existen las casualidades pero ¡como las hay en el destino de muchos de nosotros!

En una de las últimas competencias en la tribuna y luego en la zona del paddock apareció un hombre con una habilidad especial para encontrar talentos, ahí le ofrece realizar pruebas para la Fórmula Uno. KIMI, dicen, pareció no inmutarse, pero desde los primeros ensayos ya en la F1 sorprende a todos, en especial a su nuevo “Mecenas” PETER SAUBER, hoy puliendo el talento de nuestro “CHECO” PEREZ.

KIMI los deja boquiabiertos con sus tiempos y así de golpe y porrazo, lo colocan como piloto titular a pesar de sólo haber participado en 23 carreras en la FORMULA RENAULT brincándose literalmente el proceso natural de ascender a la Fórmula 3 o la Fórmula 3000.

No muy convencidos, en la FIA le conceden la superlicencia, requisito indispensable para conducir un F1, los directivos e ingenieros lo avalan teniendo en cuenta las buenas actuaciones que había brindado en las pruebas con el equipo.

Fiel a su costumbre, Kimi sorprende a todos con su frialdad para manejar.

Un año después, PETER SAUBER es obligado a desprenderse de su talento finlandés ante la presión McLaren, en donde tiene la difícil tarea de suplir a su compatriota y campeón del mundo Mika Hakkinen, quien de forma intempestiva decide retirarse, teniendo como compañero de equipo a David Coulthard.

Un año después, en 2003, su estilo y frialdad le permiten pelear por el título, solo logrando el subcampeonato, únicamente por debajo de Michael Schumacher, temporada en donde consigue su primera victoria en el Gran Premio de Malasia.

En 2004, McLaren le entrega un muy mal coche y en 2005 lo cambia absolutamente todo, con un auto rapidísimo, pero muy frágil, aún así consigue nuevamente el subcampeonato detrás de Fernando Alonso.

En 2007 los rumores de que Fernando Alonso llegaría a McLaren se convierten en realidad y Kimi prefiere hacerse a un lado, teniendo en la bolsa un jugosísimo contrato con Ferrari, para tomar el lugar del siete veces campeón del mundo, Michael Schumacher, quien para entonces se retiraba por primera vez.

En su primer Gran Premio con la escudería italiana gana en Australia, hazaña que nadie conseguía desde Nigel Mansell en 1989. De ahí en adelante el dominio del Ferrari de Kimi es notable hasta alcanzar el título de Campeón de la F1.

Dicen que se emocionó muchísimo, sin embargo su imagen de “Iceberg” nunca lo traicionó en mostrar sus sentimientos aunque muchos hubiéramos querido verlo emocionado hasta las lágrimas.

Su primer título mundial lo coloca como el tercer piloto de la Ferrari que lo consigue en su debut, después de Juan Manuel Fangio y de Jody Scheckter.

Dos años más tarde y fiel a su temperamento, Raikkonen se aburre de la máxima categoría, fastidiado de la política y compromisos fuera de las pistas.

Odiaba tener que lidiar con la prensa, ir a cocteles, a cenas y compromisos y en general todo el glamour que le rodeaba, y entra en el campeonato Mundial de Rallies, el WTC.

De hecho lo vimos aquí en la etapa del Mundial en el Rally Guanajuato, ahí confiesa que no es lo suyo, reconociendo la calidad de los rallistas campeones como Sebastian Loeb.

Un año más tarde intenta hasta en la espantosa NASCAR, decisión que nos muestra sus ganas de meterse en las pistas, su vocación y seguramente su deseo de regresar a lo suyo, la F1.
 Hoy Kimi está de regreso en la categoría madre del autmovilismo con Lotus-Renault, escudería de leyenda, para la cual corrieron personajes de la talla de Jim Clark, Graham Hill, Mario Andretti y Ayrton Senna.

Se le ve muy motivado y vuelve a ser el piloto rapidísimo al que nos tiene acostumbrados, ya fue segundo lugar en Bahréin y hoy está en séptimo del campeonato, a menos de 20 puntos del líder, en una temporada en donde ha habido cuatro diferentes ganadores en el mismo número de carreras.

¡Bienvenido de regreso Kimi Raikonen, uno de los mejores del mundo, el “Iceberg Finlandés”.

Comentarios