En vísperas del Super Bowl LII, la NFL vive claroscuros.

Mientras un grupo de ciudadanos promueven un boicot de no ver el magno partido, debido a las protestas al himno de Estados Unidos que efectuaron algunos jugadores, la Liga continúa haciendo negocio al grado de cerrar un jugoso contrato con Fox Sports.

550

Millones de dólares, el nuevo contrato de la NFL con Fox Sports

La organización y la cadena televisiva llegaron a un acuerdo para transmitir el “Thursday Night Football” por los próximos cinco años, el cual irá de manera simultánea con NFL Network, el canal oficial.

A partir de la próxima temporada 2018, Fox Sports transmitirá 11 partidos en exclusiva los jueves, de la semana 4 a la 15, exceptuando el Día de Acción de Gracias.

5

Años el acuerdo para la transmisión del ‘Thursday’

“Este es un acuerdo de socio único, no estamos dividiendo el paquete. Teníamos un gran interés de todos los socios de transmisión, quienes lo deseaban exclusivamente. Sentimos que esta era la mejor oportunidad para que la NFL aumentara el paquete de los jueves por la noche”, declaró el comisionado Roger Goodell.

Informes periodísticos estimaron que el acuerdo entre la NFL y Fox fue de 550 millones de dólares, 100 millones más de lo que pagaron las cadenas CBS y NBC por transmitir el juego de jueves por la noche los dos años anteriores (2015-2017).

La iniciativa de Fox tiene como propósito el captar mayor audiencia y hacer atractivo el “Thursday Night” que abrirá la semana correspondiente en cuanto competencia se refiere.

Por otro lado, también se busca combatir los bajos ratings que registró durante la presente campaña 2017, pues de acuerdo a ESPN, el Monday Night cayó un 6 por ciento con respecto al 2016, mientras que las mismas cadenas de Fox y CBS reportaron un detrimento del 9 por ciento en las transmisiones del domingo.

75

Por ciento de los programas más vistos en Estados Unidos, son de la NFL

Sin embargo, la buena noticia para la Liga es que los partidos de la presente campaña representaron un 75 por ciento de los programas más vistos en la televisión americana durante el 2017.


Según reportes de la NFL, en varias cadenas la audiencia decayó hasta en un 9 por ciento en los partidos del domingo

Para la NFL se trata del segundo acuerdo con una cadena para un partido tradicional común, pues con ESPN mantiene un vínculo hasta el 2021 para las transmisiones del “Lunes por la Noche”.

El Canal NFL Network transmitirá 7 partidos, mientras que Fox producirá los 18 juegos de cada semana.

“Estas oportunidades se presentan muy, muy pocas veces. O tiene los derechos del contenido más visto en los medios o no. Si no aprovecha la oportunidad, no volverá a aparecer durante cinco años. Creemos en comprar los mejores derechos, y los mejores derechos son la NFL”, aseguró Peter Rice, presidente de 21st Century Fox.

Mientras tanto, algunas voces entre jugadores y coaches afirmaban que los partidos del jueves aumentaban el riesgo de lesiones entre elementos de las franquicias, por lo que había quejas.

¿BOICOT A LA VISTA?

Pero mientras el negocio reditúa a las arcas de la NFL, un sector del nacionalismo estadounidense piensa apagar la televisión y no ver el Super Bowl, sobre todo en las redes sociales.

Según una página de Facebook creada en forma de “evento”, invita a un boicot para la transmisión del “Súper Domingo” en desprecio a todos aquellos jugadores y equipos que protestaron arrodillándose frente al himno en la temporada reciente.

Según la iniciativa, denominada como “NFL Boycott – 2018 Super Bowl”, lleva más de 23,000 “interesados” en unirse y no seguir la transmisión.

Y es que las protestas contra el himno norteamericano, debido al desprecio hacia las minorías, se acentuaron en la presente temporada, principalmente en septiembre, cuando el presidente Donald Trump, a quienes incitó a correr a todos aquellos jugadores que fueran partícipes de estos actos.


En redes sociales comenzó una iniciativa en forma de ‘evento’ para no ver el Súper Tazón del domingo

Todo se desató cuando en 2016, el exmariscal de los 49ers, Colin Kaepernick inició con las protestas al inclinarse durante las notas del himno.