Luis Enrique no seguirá como técnico de España y José Luis de la Fuente fue designado inmediatamente tras la eliminación del seleccionado en los octavos de final de la Copa Mundial Qatar 2022.

La Real Federación Española de Fútbol informó el jueves que determinó “arrancar un nuevo proyecto” en procura de “continuar con el crecimiento alcanzado en los últimos años”:

La salida de Luis Enrique se produce dos días después que la Roja sucumbió 3-0 ante Marruecos en una tanda de penales tras el empate sin goles al cabo de los 120 minutos.

Fue el tercer Mundial consecutivo en el que España no logró sobrevivir más allá de los octavos de final.

De la Fuente era el técnico de la selección Sub21 de España. Otros nombres que se había barajado eran los de Roberto Martínez, quien acababa de desvincularse como seleccionador de Bélgica, y de Marcelino García Toral, ex del Athletic Bilbao.

España comenzó a paso redoblado en Qatar, aplastando 7-0 a Costa Rica. Pero el equipo no pudo ganar ninguno de sus siguientes tres partidos. Empató 1-0 con Alemania y perdió 2-1 ante Japón antes de la eliminación a manos de Marruecos.

Luis Enrique tomó las riendas de la selección en julio de 2018 en relevo de Fernando Hierro y emprendió la renovcación del combinado tras quedar fuera en los octavos de final del Mundial de Rusia. Se apartó temporalmente de la dirección debido a la enfermedad y eventual deceso de su hija más joven, pero retomó el trabajo en 2019.

Llevó a España a las semifinales en las últimas dos ediciones de la Liga de las Naciones de la UEFA, incluyendo esta temporada y el año pasado, cuando perdió ante Francia en la final. También condujo a la Roja a las semifinales de la Eurocopa, en la que sucumbieron por penales ante Italia.

La federación destacó en un comunicado que Luis Enrique “consiguió dar un nuevo impulso al combinado nacional desde su llegada, en 2018, a través de una profunda renovación que ha consolidado un relevo generacional en el equipo y en el fútbol español”.

“Apostó por el talento joven y ha sembrado de esperanza el futuro de la selección española”, indicó.

El contrato de Luis Enrique acabó tras el Mundial. El ex jugador y técnico del Barcelona indicó tras la derrota ante Marruecos que se iba a tomar una pausa antes de hablar con la federación sobre su futuro. Mencionó que su deseo era seguir “toda mi vida, pero tengo que pensar con tranquilidad que es lo mejor para la selección”.

Luis Enrique, de 52 años, tenía una reputación de técnico muy reservado. Pero se abrió en este Mundial, realizando sesiones de streaming, paseos de bicicleta y pronunciándose con franqueza sobre diversos temas polémicos.

La eliminación en Qatar atiza los cuestionamientos sobre si España debería replantearse su filosofía y renunciar al “tiki-taka” — el estilo de dominar los partidos a fuerza de una posesión abrumadora y constantes pases. Luis Enrique advirtió que no se apartaría del “tiki-taka” si seguía al mando.