La temporada pasada, la División Central de la Liga Nacional fue la única de todas las Grandes Ligas en tener cuatro equipos con récord positivo y aspiraciones de Playoffs, lo que les dejó la expectativa muy alta para este año, además que sus dos clasificados, Milwaukee y Cachorros, fueron los que tuvieron mejor marca en ganados y perdidos.

La del año anterior fue apenas la quinta ocasión que los Cerveceros de Milwaukee clasifican a Postemporada en sus 50 años dentro de MLB y se quedaron cerca de alcanzar su segunda Serie Mundial en su historia, con un sorprendente equipos plagado de figuras de bajo perfil que explotaron su talento.

En su rotación abridora contarán con Jhoulys Chacin como estelar, mientras que su parte débil en 2018, el bullpen, ahora está reforzada, con brazos fuertes como el de Alex Wilson, Matt Albers y Junior Guerra, quien puede a su vez abrir juegos.

En la ofensiva cuentan con velocidad con Lorenzo Cain, poder con el Jugador Más Valioso de 2018, Christian Yelich, más Ryan Braun, Travis Shaw, Jesús Aguilar y Mike Moustakas.

96

Ganados tuvieron los Cerveceros en 2018, la mejor marca en la Liga Nacional

Los Cachorros de Chicago tienen uno de los equipos más completos, sus cinco abridores (Lester, Darvish, Hamels, Hendricks y Quintana) son de primer nivel, mientras que su bullpen es muy seguro, con Pedro Strop como cerrador, además que su columna ofensiva se mantiene de aquel conjunto que ganó la Serie Mundial en 2016.

Un equipo que siempre es contendiente son los Cardenales de San Luis, que buscarán quitarse el enojo de haberse quedado cerca de los Playoffs en la campaña pasada, por lo que mantuvieron su poderosa base y le agregaron la dinamita en el bateo del primera base Paul Goldschmidt, quien llega para ayudar a los experimentados Yadier Molina y Matt Carpenter.

Sin grandes nombre, los Piratas de Pittsburgh supieron estar en la pelea con un récord ganador, estrategia similar a utilizar este año, con peloteros discretos pero que con efectividad los podrían tener cerca de los tres favoritos.

En tanto, los Rojos de Cincinnati se reforzaron con Yasiel Puig y el lanzador Sonny Gray, quienes son su apuesta para empezar a ver hacia arriba y aunque luce complicado que puedan dar batalla, su misión es dejar las marcas perdedoras.