La victoria sobre los Diamondbacks significó el primer título de la División Oeste de la Liga Nacional desde 2009 para Dodgers
"Es difícil llegar a los playoffs en el béisbol, es una temporada de 162 partidos, con altas y bajas. Esto se siente increíble”
A.J. EllisCatcher de los Dodgers

Dos cuadrangulares del dominicano Hanley Ramírez no solo permitieron que los Dodgers se levantaran de una desventaja, sino que ayudaron para que el equipo de Los Ángeles volviera a celebrar un campeonato.

Con su triunfo de 7-6 sobre los Diamondbacks de Arizona, los muchachos de Don Mattingly también se convirtieron en el primer equipo que asegura un lugar en la postemporada. 

La victoria de ayer significó el primer título de la División Oeste de la Liga Nacional para los Dodgers, desde 2009. 

A pesar de tener una nómina de poco más de 214 millones de dólares al arrancar la temporada —la más alta en la Liga Nacional— los Dodgers tuvieron un inicio de campaña de 30-42 y estuvieron en la última posición de su división, nueve juegos y medio atrás de los Diamondbacks, que eran los líderes. 

Pero Los Ángeles enderezaron el camino para mejorar a un registro de 58-23 y asegurar su presencia en la postemporada.

La victoria conseguida anoche por Los Dodgers  tuvo más valor, ya que la novena angelina estaban abajo 6-3 en el sexto episodio, hasta que A.J. Ellis conectó un batazo sobre la cerca contra Josh Collmenter al inicio del octavo episodio, con lo que rompió el empate e inició la voltereta.