El 2012 dirá adiós en medio de una gran felicidad para Lionel Messi, el Barcelona y todos los aficionados catalanes.

 Tras derrotar 4-1 al Atlético de Madrid y combinarse con el empate de 2-2 del Real Madrid ante el Espanyol, el Barça aumentó a 13 su diferencia de puntos con los Merengues y a 9 con los Colchoneros, dando un gran paso hacia la conquista de la Liga española.

En la goleada de ayer, “Lio” Messi volvió a marcar por partida doble y llegó a 90 anotaciones en 2012, mientras continúa la polémica si el zambiano Godfrey Chitalu hizo 102 goles oficiales en 1972 y debería ser reconocido como el máximo anotador en un año. 

Luego de la jornada de ayer donde los azulgrana aumentaron su distancia, José Mourinho, técnico del Real Madrid, reconoció que ganar la liga es prácticamente imposible.