México comienza a ganar terreno en el semáforo con respecto al COVID-19 y, aunque todavía no hay condiciones óptimas para reactivar una vida como antes, la Liga MX ha dado luz verde para que todos los equipos que juegan el Guard1anes 2021 puedan admitir aficionados a sus estadios, siempre y cuando cumplan con los lineamientos para reabrir las puertas.

De las recomendaciones que se han hecho la más importante es la autorización de las autoridades de Salud estatal, quienes evaluarán si es buena opción permitir el regreso de aficionados, pero, sobre todo, si el equipo está capacitado para seguir sus recomendaciones.

De acuerdo con la Liga MX, una vez que se haya recibido el permiso, el equipo tiene que demostrar ante ellos que las medidas que se le otorgaron se seguirán al pie de la letra, ya que días antes de su primer partido con público tendrán una visita al inmueble para revisar su logística.

“Cada estadio, de acuerdo con su manual de logística, contará con la señalización necesaria para indicar el flujo de entrada y desalojo, conservando la sana distancia y cumpliendo con las medidas preventivas para evitar el contagio de COVID-19. Es importante destacar que la entrada a menores de 12 años no está permitida”, se explica en su página web.

Además, la Liga MX explicó que todo aficionado que asista a los estadios recibirá también indicaciones para estar dentro del inmueble, pues antes de llegar a tomar su asiento tendrán que ir a la Zona Médica para ser evaluados.

“Quienes ingresan al estadio serán sujetos a toma de temperatura y se les aplicará gel antibacterial con base alcohol del 60%. Cada estadio tendrá una Zona Médica Especial para atender posibles casos de COVID-19 y dar un adecuado seguimiento a las personas”, se menciona.

También puedes leer:Pasaporte de Salud, una prueba para el regreso seguro a los estadios