Nadie dijo que sería sencillo, pero diferentes situaciones de la Liga de Balompié Mexicano (LBM) se les ‘salieron de las manos’ y ahora, a escasos días de que su primera temporada comience, son más los problemas que los asuntos arreglados los que tiene la directiva de esta organización, que dirige Carlos Salcido.

En primera instancia, después de que sólo era un rumor, la LBM confirmó que Atlético Ensenada dejó de ser parte de los equipos que inaugurarían esta liga, debido a que no tenía las garantías necesarias para su participación.

“La Asociación Nacional de Balompié Mexicano (ANBM) y La Liga de Balompié Mexicano (LBM) informa que, de acuerdo a nuestros valores y principios, hacemos de su conocimiento que a partir de este momento damos por concluida nuestra relación con el equipo Atlético Ensenada”, se lee en el comunicado de prensa.

Además, otro de los problemas que tienen es que los partidos del torneo no serán televisados, ya que la empresa que se había asociado con ellos rompió su unión laboral debido a que no pudieron comprobar la legalidad de esta organización, por lo que prefirieron mejor hacerse a un lado.

“En virtud de los recientes acontecimientos relacionados con la salida de equipos de la LBM, así como la incapacidad de esta empresa de poder corroborar la legalidad y organización de la liga, nos vemos en la necesidad de informarle que por el momento y hasta que no tengamos certeza jurídica sobre los derechos de las retransmisiones, no participaremos con ningún equipo de la LMB ni con la propia Liga”, se dijo en su momento.

Todas estas situaciones contradicen lo dicho por Carlos Salcido, presidente de la Lbm, a Reporte Índigo hace unas semanas, donde aseguraba que todo iba bien para comenzar con su primer torneo por lo que la crítica es normal para ellos.

“(La crítica) es parte del show, siempre lo he dicho, como es un proyecto nuevo, una liga nueva, y estamos acostumbrados a que muy poca gente dé el paso adelante y se atreva, haga cosas diferentes, pareciera que estamos como dormidos y que la sociedad te indique a donde tienes que ir, y cuando hay un par de locos que se atrevieron a hacer esta liga los tachan de muchas cosas, es lo normal”, explicó el directivo en entrevista.

Otro de los factores que poco se mencionó, pero que se tienen que tomar en cuenta, es que muchos jugadores que intentaron realizar pruebas con algunos equipos reportaron en redes sociales que les cobraban las visorias, cuando se había dicho que esto no iba pasar.

Asimismo, a través de redes sociales, el periodista de TV Azteca, David Medrano, dio a conocer un documento en el que la LBM exhorta a los equipos a cubrir sus pagos, pues la falta de recursos no garantizan la seguridad de jugadora durante los partidos de pretemporada.