Una nueva batalla está por comenzar, luego de que el sindicato internacional de futbolistas (FIFPro) anunciara sus intenciones de modificar el sistema de transferencias, el cual dicen que “encadena” a los jugadores a los clubes.

FIFPro indicó que presentará un caso legal que podría revolucionar el mercado de transferencias, y facilitaría que los futbolistas consigan ser transferidos a otros equipos. 

El sistema actual de transferencias fue aprobado en 2001, tras el caso Bosman, que limitó la cantidad de futbolistas extranjeros en los equipos. Sin embargo, el presidente de FIFPro, Philippe Piat, dijo que “sólo beneficia al 1 por ciento más rico de los clubes y a los agentes de jugadores”.

La apelación enfrentará una oposición de los equipos, pero FIFPro está dispuesto a llevar el caso a la Comisión Europea, el tribunal europeo de justicia y derechos humanos