Antes de que la Liga de Futbol Americano (LFA) confirmara la cancelación de la temporada 2021, el organismo que encabeza Alejandro Jaimes ratificó que Pioneros de Querétaro no formaría parte de las franquicias para este año, ya que dejarían la plaza para que un nuevo equipo ocupe ese lugar en el futuro.

En ese momento, el directivo indicó que los jugadores no tendrían por qué preocuparse por la continuación de su carrera, toda vez que se les tomaría en cuenta para la conformación de los nuevos equipos.

“Todos los jugadores que conforman el equipo de Pioneros están invitados a formar parte del nuevo equipo de Querétaro, es lo mismo que estamos haciendo con el equipo de Puebla, que la plantilla que conforma los Artilleros ahora será la plantilla de Mayas de Ciudad de México”, dijo Jaimes en ese momento.

Sin embargo, la realidad que los jugadores tienen referente a esta situación es diferente, debido a que explican que hasta el momento la LFA no se ha comunicado con ellos para dejar en claro su futuro, por lo que están a la deriva para continuar su carrera profesional.

“La verdad es que nosotros como jugadores recibimos la noticia con un sabor muy amargo, porque la LFA nunca se acercó para explicarnos el por qué se tomó realmente esta decisión, la única que de verdad se comunicó con nosotros fue la directiva de Pioneros, inclusive ellos mismos nos dijeron que si alguno de nosotros quería quedarse en Querétaro para tratar de llegar a Gallos Blancos, lo podía hacer, que ellos nos ayudaban a entrar a las pruebas, pero siendo sinceros era empezar de cero nuevamente.

“Sin dudas pensamos que la LFA, como protocolo profesional, nos pudo haber dado las gracias, decirnos que las puertas de la LFA las teníamos abiertas, que podíamos seguir nuestra carrera en algún otro equipo, pero ni eso han hecho hasta la fecha”, explica Baltazar Lozoya, campeón con Pioneros en FAM y jugador de LFA.

No obstante, para Lozoya, aunque el error en este momento lo tiene la LFA, él explica que “todo lo que mal empieza, mal termina”, ya que Pioneros se equivocó desde un principio en cambiar de liga, pues en su opinión primero debieron consolidarse en la Liga de Futbol Americano de México (FAM) y luego pensar en una expansión a otra organización.

“Seré muy sincero, muchos de mis compañeros y yo la verdad es que no le encontramos un gran sentido a ese cambio de pasar de FAM a la LFA tan rápido, porque nos dio la sensación de que le restaron importancia a lo que habíamos logrado, el campeonato.

“Lo primordial era darle confianza al equipo en una liga, darle tiempo a que madurara, a que se consolidara como el equipo líder, y ya cuando se tuviera una historia, llegar con grandes carteles a la LFA porque así hubiéramos podido aportar más de lo que aportamos en un solo año, porque ya tenemos historia que nos respalda”, agrega.

Lozoya comenta que lo triste de este cambio fue ver cómo la LFA fue la única beneficiada, ya que desde que se mudaron de organización sólo se cumplieron pequeños puntos a favor del equipo, mientras que los que más se notaban eran aquellos que enriquecían a la liga.

“Para que Pioneros abandonara FAM, la LFA, tengo entendido por lo que hablábamos con la directiva, ofreció muchas cosas y uno de los puntos importantes era que Pioneros era dueño completo de la franquicia sin que le cediera nada a la LFA beneficio que todos los demás equipos no tienen.

“Pero muchos preguntarán, ¿por qué ofrecieron tantas facilidades? ¿La LFA qué ganaba? Y es un punto clave que, yo creo, dio pauta que se tomara la decisión de que ya no participáramos más y fue que la LFA aprovechara todos los espacios que Pioneros recibió para publicidad.


Desde nuestro punto de vista, puedo decir que nosotros percibimos que de todo lo que se prometió sólo se cumplió lo que beneficiaba a la LFA, porque la verdad la directiva de Pioneros siempre fue comprometida con el jugador, pero de la directiva de afuera, no hay mucho que reconocer

Baltazar Lozoya

Jugador de Pioneros en la temporada 2020

Visión ambiciosa

La falta de compromiso de la LFA con los jugadores de Pioneros ha resaltado aún más, un punto débil en el deporte profesional en México, y es que no se le da el verdadero reconocimiento al jugador, porque Baltazar Lozoya agregó que es importante una Asociación de Jugadores para que defienda los derechos de ellos como jugadores y no sean tratados como desechos.

“Definitivamente hace falta un Asociación de Jugadores para que vean nuestros derechos, pero para que eso se logre aún falta mucho porque, para empezar, necesitamos apoyo, personas que crean en nosotros, luego experiencia y tercero compromiso, porque luego que empieza una organización de este estilo se encuentra la manera de malear las cosas y ese no es el punto, el punto es hacer bien todo esto y alzar la voz como jugadores, que se nos dé el verdadero reconocimiento”, finaliza.

El regreso de Pioneros de Querétaro a FAM tendrá que esperar un año más, debido a que al igual que la LFA, esta liga decidió suspender su temporada 2021 debido a que la situación del COVID-19 hace imposible la reactivación de los partidos.

También puedes leer: Primero la salud para reanudar la LFA