Johan Vásquez, defensa central de los Pumas, manifestó que en la recta final del torneo no pueden permitirse desatenciones, ya que todos los partidos, empezando por el próximo frente a Necaxa, deberán jugarlos como finales.

“No podemos dejar ya puntos, de visita tenemos que sentirnos como si estuviéramos en el patio de nuestra casa, no podemos jugar con nerviosismo ni darle la pelota al rival. Debemos tener mucha personalidad de visita, tenemos que pensar solo en ganar”, comentó.

De igual forma, enfatizó que los jugadores son los responsables del paso del conjunto y aunque de fuera se les suele dar por muertos, el defensor señaló que el torneo pasado la situación era similar y demostraron de lo que estaban hechos.

“No hay que vivir del pasado, pero recordamos mucho el torneo pasado porque somos casi el mismo plantel, tenemos que sacar esto adelante por nosotros, por nuestras familias y nuestra afición, que siempre está apoyándonos”, recalcó.

Acerca del entrenador Andrés Lillini, Johan resaltó que es una persona que le da oportunidad a todos los elementos del plantel, por lo que los futbolistas están obligados a respaldarlo, porque, incluso, el técnico ha sido como un padre para varios de ellos, y la mejor manera de pagarle es con la clasificación a liguilla.

El gran salto de los Pumas a Europa

Johan Vásquez reconoció que una de sus metas es jugar en Europa; sin embargo, por el momento mantiene la concentración en Pumas y la urgencia por conseguir la mayor cantidad de puntos para rescatar el torneo, por lo que no puede distraerse con el futuro.

“No hay nada concreto, no estoy ansioso ni nada, no estoy pensando en qué va a pasar cuando acabe el torneo. Yo dejaré el alma por Pumas, quiero estar en la liguilla y en lo más alto porque Pumas es un equipo grande y se lo merece”, sentenció.

También puedes leer: En Pumas aún sueñan con entrar a la Liguilla