69

goles de campo convirtió el joven originario de Florida

Todavía no es muy común ver a jugadores con sangre mexicana en la NFL, pero tras el Draft 2016, uno nuevo se sumará a la lista de los afortunados que han logrado pertenecer a esta Liga.  

Su nombre es Roberto Aguayo y proviene de la Universidad del Estado de Florida. Él fue la selección global número 59 en la segunda ronda del Draft por los Bucaneros de Tampa Bay, después de haber cortado a Connor Barth.

Aguayo es el noveno pateador en ser elegido en las primeras dos rondas, a partir de que se lleva a cabo el Draft común desde 1967, y es el primero de Mike Nugent quien fuera elegido por los Jets de Nueva York.

Nacido en Florida, Roberto es hijo de padres mexicanos originarios de Guanajuato. Se destaca por ser uno de los pateadores más certeros de la historia del futbol americano colegial.

Convirtió 198 intentos de puntos extra y anotó 69 de los 78 goles de campo que intentó en su carrera como estudiante, un 88.5 por ciento de efectividad.

En el combinado de talentos tuvo oportunidad de charlar con los 32 equipos, pero solamente tuvo prácticas privadas con los Santos de Nueva Orleans, Halcones de Atlanta, Jets de Nueva York y los Raiders de Oakland.

A través de sus redes sociales, Jameis Winson, actual mariscal de campo de los Bucaneros, expresó su felicidad por volver a reunirse con su compañero ahora ya a nivel profesional.

Si todo sale bien, Roberto extenderá la lista de bateadores mexicanos en la NFL, pero con la posibilidad de mejorar notablemente los números de sus antecesores.