¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Fan
imagen principal

BÁSQUETBOL

La tragedia de Len Bias: una estrella universitaria que pudo desbancar a Jordan

Indigo Staff

Bias lo tenía todo para dominar las duelas de la NBA y competir de tú a tú con Michael Jordan, sin embargo, un error con el consumo de drogas truncó su corta vida


Jun 19, 2020
Lectura 7 min
portada post

Ser una gran promesa no te garantiza la gloria. Leonard Kevin Bias fue un caso muy particular, sobresalió en el baloncesto universitario y tenía todo para competirle a Michael Jordan en la NBA. Sin embargo, un error con las drogas acabó su vida y carrera en la década de los 80.

Nacido el 18 de noviembre de 1963 en la pequeña ciudad de Landover, Maryland, Bias se convirtió rápidamente no sólo en una gran promesa estudiantil, sino en uno de los jugadores más queridos por la comunidad, pues nunca abandonó su pueblo natal.

Frosty, como le decían sus amigos por ser alto, fresco, tranquilo y sin pretensiones, demostró desde pequeño gran facilidad y pasión por la pelota naranja, lo que lo llevaría a tener un extraordinario nivel y destacar entre los demás por su calidad sublime.

El Instituto Northwestern High School de Maryland fue el responsable de presentar al mundo la capacidad atlética y el talento de Frosty. Posteriormente, ya que con 2.03 metro de altura, el jugador desechó las ofertas de grandes instituciones para unirse a las filas de la universidad local.

Bias jugó para Maryland de 1982 a 1986, aunque le fue difícil destacar durante su primer año, con arduo entrenamiento y disciplina pasó a ser de los mejores de la liga universitaria. No tardó mucho para que el número 34 dominará bajo el aro y se convirtiera en una estrella de la competencia.

‘’Tiene el tiro en suspensión más limpio que he visto en mi vida; todo perfecto: salto, posición… todo’’, declaró el periodista deportivo Michael Wilbon.

Su espectacular talento y ascenso meteórico hicieron que lo compararan con Michael Jordan, quien llegó a la NBA de la mano de los Chicago Bulls en 1984.

Bias Vs. Jordan

En su vida como basquetbolista, Jordan se enfrentó a grandes jugadores, pero su primer gran rival fue el universitario Len Bias, al que muchos calificaban como su némesis. Pese a que Mike era escolta y Bias alero, la rivalidad sacó chispas y se esperaba que marcara toda una época en la NBA.

Cuatro veces se encararon estos dos titanes, uno representando a Carolina del Norte y el otro a Maryland. MJ se llevó tres de los encuentros, pero Frosty no se dejó intimidar por el número 23, logrando aplacarlo en varias ocasiones y opacándolo en anotaciones y rebotes.

El nivel de estos duelos dejó impresionado a los espectadores. Todo mundo esperaba que Bias Vs. Jordan se convirtiera en una rivalidad de la talla de Bill Rusell Vs. Wilt Chamberlain o Larry Bird Vs. Magic Johnson.

Aunque Michael fue el primero en saltar a la NBA, los legendarios Celtics de Boston, encabezados por Larry Bird, se pusieron como objetivo fichar a Bias en la primavera del 86, pues lo consideraban como el perfecto relevo generacional que necesitaba la franquicia.

La nueva esperanza de los Celtics

Los Celtics de Bird arrasaron con el campeonato de la temporada 85-86, lo que los confirmó una vez más como la dinastía más poderosa de la historia. Sólo que sus estrellas rondaban ya los 30 años y era necesario traer sangre nueva a la plantilla.

Arnold “Red” Auerbach, el legendario presidente de Boston, puso sus ojos sobre Bias, a quien llegó a calificar como el “seguro de vida” que necesitaban los Celtics para seguir reinando en las grandes ligas.

Para la primavera del 86, Bias ya era la estrella absoluta del basquetbol universitario, tenía un promedio de 23 puntos y 7 rebotes por partido, además de ser nombrado All-American de la universidad y llevarse el premio al mejor basquetbolista de la ACC.   

Las ofertas comenzaron a lloverle a Frosty, pero Auerbach se acercó con el joven y le pidió que esperara al draft del 86 para que los Celtics lo añadieran en sus filas. El joven aceptó, todo estaba dado para una gran historia de éxito.

El 17 de junio de 1986, Leonard Kevin Bias fue seleccionado en el puesto dos de la primera ronda del draft por los Boston Celtics. Su camiseta sería la número 30. Aquel chico negro que había luchado duro por su sueño, finalmente estaba en las puertas del cielo.

Contrato millonario con Reebok

Así como Jordan hizo millones con Nike, Len Bias fue seleccionado un día después de su fichaje por Reebok para firmar un lucrativo contrato que le garantizaría 1.6 millones de dólares por cinco temporadas. Hasta en el terreno de la publicidad estaban destinados a chocar aquellos gigantes.

La muerte de un sueño

El 18 de junio, Bias y su padre viajaron a Boston para reunirse con el equipo y firmar el contrato con Reebok. Todo salió a la perfección y por la noche Frosty regresó a su dormitorio en la Universidad de Maryland.

Era un día de fiesta, por lo que Bias siguió la celebración con su amigo Brian Tribble. Ante la estricta exigencia y disciplina que le esperaba en la NBA, Bias quiso tener un último momento de desenfreno universitario, por lo que Tribble le propuso inhalar cocaína.  

La fiesta se salió totalmente de control y durante la madrugada del 19 de junio, apenas dos días después de haber sido fichado por el equipo más grande de la NBA, la vida Len Bias se desvaneció a consecuencia de las drogas:

—Emergencias del Condado de Prince George…

—¡Necesito que envíen una ambulancia!

—¿Dónde?

—1103 del Washington Hall. Es una emergencia. Se trata de Len Bias… El que ha ido a Boston… Necesita ayuda.

—¿De qué está usted hablando?

—Estoy diciendo que alguien necesita ayuda… ¡Len Bias necesita ayuda! No respira bien.

—¿Cómo se llama usted?’

—Brian Tribble… ¡Se trata de Len Bias, tienen que hacer que viva, no puede morir! ¡En serio, señor, vengan rápido, por favor!

El 19 de junio de 1986, la estrella universitaria fue declarada muerta a causa de una arritmia cardiaca provocada por una sobredosis de cocaína con un 98 por ciento de pureza. Los exámenes no mostraron rastros de alcohol u otra droga en su sangre. El sueño había terminado.

La muerte de Bias se convirtió en una tragedia nacional. Familiares y amigos realizaron varios homenajes y los Celtics retiraron la camiseta número 30 que Bias nunca llegó a usar. El dolor de esta pérdida impulsó una norma antidrogas conocida como la “Ley Bias”.

La repentina partida de Frosty sólo acrecentó su leyenda, algunos lo colocan como potencial miembro del salón de la fama, pero otros piensan que la presión y la exigencia de la NBA habrían quebrado al joven promesa.

El mundo del baloncesto nunca sabrá qué habría pasado si Leonard hubiese pisado la duela de la NBA y con ello se privó al mundo de la esperada rivalidad Bias Vs. Jordan, quien logró retirarse con seis anillos de campeonato.

“La luz que brilla con el doble de intensidad dura la mitad de tiempo, y tú has brillado mucho”, justo eso le pasó a Len Bias.

Lee: Tres motivos para creer que The Last Dance es la mejor serie documental de Netflix


Notas relacionadas

Jul 27, 2020
Lectura 2 min

Jun 8, 2020
Lectura 4 min

BASQUETBOL

Zion Williamson y Ja Morant juegan como maestros

Manuel Cuéllar


Jun 8, 2020 Lectura 4 min

May 5, 2020
Lectura 2 min

Abr 24, 2020
Lectura 4 min

BASQUETBOL

Hermandad en la duela de la NBA en crecimiento

Manuel Cuéllar


Abr 24, 2020 Lectura 4 min

Comentarios