Muy cerca estuvieron los ticos de dar la sorpresa de este Mundial pero los penaltis se convirtieron en tragedia para una selección que ha hecho historia en su cuarta participación en una Copa del Mundo.

Los holandeses dominaron en todo momento el partido ante un equipo centroamericano que se dedicó a aguantar el resultado inicial donde aguantaban con una doble muralla de cinco hombres atrás y otra de cuatro, que conseguiría su objetivo, mantener durante los 120 minutos su portería en cero.

Costa Rica intentó salir del letargo defensivo a medida que avanzaba el encuentro, sobretodo con las subidas de Campbell, pero no encontraban pegada de cara a portería en los últimos metros.

Holanda tuvo sus dos mejores ocasiones en la primera parte, una de ellas con un tiro de Memphis en el 29’ y otro en el 38’, donde Keylor Navas, posiblemente de los mejores porteros en este mundial rechazaba a córner.

La lotería de los penaltis hizo que Holanda pasara a semifinales por segunda vez consecutiva, los “oranges” no fallaron sus lanzamientos mientras los ticos Ruiz y Umaña erraron, quedándose sin Semifinales, pero convirtiéndose en la gran sensación de este torneo.