¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Fan
Nacional
imagen principal

ESTADIOAZTECA

La maldición de La Malinche

Rocío Cepeda

Toda la energía que pueda generar una apasionada afición, puede ser insuficiente para hacer pesar un recinto tan colosal como el Estadio Azteca.

Durante muchas décadas, este inmueble fue conocido por su imponencia ante cualquier adversario, la Selección Mexicana era el Gigante de Concacaf y cuando los rivales sabían que venían, tenían cierto cuidado sobre la cancha.


Oct 9, 2013
Lectura 4 min
portada post
6 partidos han pasado desde el último triunfo del Tri en el Azteca

Toda la energía que pueda generar una apasionada afición, puede ser insuficiente para hacer pesar un recinto tan colosal como el Estadio Azteca.

Durante muchas décadas, este inmueble fue conocido por su imponencia ante cualquier adversario, la Selección Mexicana era el Gigante de Concacaf y cuando los rivales sabían que venían, tenían cierto cuidado sobre la cancha.

Pero en el presente, la situación ha cambiado. Un poco por el crecimiento del nivel de los enemigos de la zona y un poco más por el bajón futbolístico que ha registrado el Tricolor tanto de local como visitante en otros estadios.

Los números no mienten. Fue el 11 de agosto de 2010 cuando en los festejos del Bicentenario de la Independencia de México se celebró un amistoso con la selección de España, la suerte como locatarios cambió drásticamente.

Pues bien, desde esa ocasión a la fecha, las cosas han sido dramáticas. De ocho partidos celebrados en el Estadio Azteca, México solo ha podido ganar dos veces, empatado cuatro y perdido otros dos juegos.

En ese duelo aztecas e ibéricos no dieron lugar a derrotismos y terminaron empatados 1-1 en un aburrido cotejo. Los primeros como celebración de la autonomía española y los segundos por mero gusto de lucirse en el primer partido después de ganar la Copa del Mundo en Sudáfrica 2010.

Y es que cuando el Tricolor ya celebraba la Gloria de 1-0 con gol de Javier “Chicharito” Hernández, la Furia Roja dejó caer su maldición al empatar de ultimo minuto con anotación de David Silva, para marcar una pauta en la historia de la Selección Mexicana.

Fue entonces que empezó la era de José Manuel de la Torre al frente del combinado nacional. Debutó en el estadio Azteca el 8 de junio de 2012 contra Guyana dentro de la Eliminatoria Mundialista, a los cuales venció 3-1.

Lo triste fue que en ese juego la selección fue incapaz de hacer notar la diferencia abismal que tenía sobre el adversario en turno, dando como resultado otro aburrido encuentro.

Enseguida el coloso de Santa Úrsula fue testigo de otra dolorosa derrota. México perdió 0-1 el clásico de Concacaf frente a Estados Unidos en un amistoso celebrado el 15 de agosto, para luego sacarse la espina con un 1-0 ante Costa Rica en juego correspondiente a la Eliminatoria.

Siguieron tres frustrantes empates sin goles ante rivales del camino al mundial. Contra Jamaica, de nuevo ante los estadounidenses y frente a los ticos. Fue entonces cuando la Selección se empezó a preocupar por el peso que se le estaba escapando a su fortín mexicano.

La debacle e inferioridad mexicana fue confirmada el pasado 6 de septiembre ante Honduras en el mismo recinto. El rival que nunca había ganado en suelo azteca, esa noche escribió una página negra en la historia del futbol nacional.

Con resultado de 1-2, los catrachos festejaron lo que por años fue imposible de imaginar. El estadio Azteca ya no impone y no asusta a nadie. 

Para cualquier rival de la Selección Mexicana es un gozo exhibir al Tri en su propia casa y hasta ahora ya es un momento cada vez más cotidiano.

Lejos de pensar en el factor afición, esta debacle mexicana en el Azteca es propia del equipo, del aspecto futbolístico que carece el combinado nacional.

No queda mayor alternativa que esperar a que Víctor Manuel Vucetich logre debutar como director técnico de la Selección Nacional con un triunfo que será sin duda el más relevante de toda la Eliminatoria Mundialista.

Ganarle a Panamá es clave para las aspiraciones que tienen los mexicanos de poder estar en el Mundial de Brasil 2014, e incluso de obtener estos tres puntos lo colocaría como en el séptimo entrenador que se estrena con triunfo en un partido del eliminatoria.


Notas relacionadas

Nov 22, 2018
Lectura 1 min

ESTADIOAZTECA

Cambian pasto al Estadio Azteca

Indigo Staff


Nov 22, 2018 Lectura 1 min

Comentarios