Después de ganar el oro olímpico, en México existe un panorama distinto. Es un antes y un después. Tras la euforia del campeonato de Londres 2012, en el Tricolor se genera gran cantidad de cambios y expectativas con miras al tan cercano Mundial de Brasil 2014, del que solo deberían salir cosas buenas.

La fiebre por el oro es contagiosa. La tiene el jugador que volvió de las olimpiadas y el que juega en la Selección Mayor. La padece el directivo, el aficionado sobre todo y también la prensa que tiene un rol específico de pedir resultados, por lo que esta noche ante Estados Unidos es un buen momento para dar ese paso a la nueva historia de nuestro país.

¿A  poco  no pensaste en el trofeo mundial cuando celebrabas la medalla en Londres?, pues bien, vale la pena desmenuzar la presión que se viene para una generación ganadora al mando de José Manuel de la Torre, que de apoco da resultados aunque ciertamente lo que busca estará en la copa del mundo.

Luego de no aparecer públicamente sino hasta el fin de las olimpiadas, el “Chepo” aclaró que sus jugadores saben que la competencia es la primera que crece con el triunfo en Inglaterra, siendo este el primer punto a resaltar de forma positiva rumbo a Brasil 2014.

Lo que aumenta también es el número de futbolistas con talento para estar en el mundial, ya que luego de demostrar que pueden estar por encima de la talla de Neymar, Hulk o Thiago Silva, las cosas pintan para bien de ellos en el futuro cercano.

Estados Unidos, el rival de esta noche en el Estadio Azteca, ya lo reconoció. México celebra cada vez más seguido a sus selecciones de futbol desde el Mundial Sub 17 México 2011, Copa Oro 2011, el oro en Panamericanos 2011, el Preolímpico de Concacaf 2012 y el Torneo Esperanzas de Toulon, y no es para menos el respeto que les brota a los gringos.

De igual forma y no menos importantes, los seguidores del Tri mantendrán desde ahora y hasta la llegada del mundial esa exigencia que merecen los grandes equipos. Ya no querrán solo participación sino competencia y que ante cualquier rival se consigan triunfos y títulos.

Y es que hasta el Presidente Felipe Calderón lo reflejó. “Esa medalla de oro es casi casi un Campeonato Mundial”, haciendo referencia al mérito deportivo que tuvo el equipo.

Los directivos como Jorge Vergara, de Chivas, han mencionado que México irá con todo por el Mundial de Brasil 2014, o al menos tener la oportunidad de pelearle al tú por tú a cualquier nación. ¿Será que podremos verlo?.