La Federación Internacional del Automóvil (FIA) amplió las medidas de seguridad en los Grandes Premios de Fórmula Uno, en los que sólo podrá haber personal de los equipos -con casco- y comisarios en el “pit lane”, donde se reducirá a 80 kilómetros por hora la velocidad de paso de cada uno de los monoplazas.

Como consecuencia del accidente del pasado domingo en el Gran Premio de Alemania, en el que un camarógrafo de la BBC fue golpeado en la cabeza, en los pits del Nürburgring, por un neumático que se había soltado del Red Bull del australiano Mark Webber, la FIA decidió aumentar sus medidas de seguridad.

De tal manera, durante la calificación y la carrera sólo se permitirá el acceso a pits al personal de los equipos y a los comisarios de la carrera.