En la temporada 75 de la NBA no se impuso el equipo más ganador de la historia, sino el más exitoso de los últimos tiempos. Los Golden State Warriors son campeones de la NBA otra vez, luego de doblegar el jueves 103-90 a los Celtics para conseguir su cuarto título en las últimas ocho temporadas.

Stephen Curry anotó 34 puntos por los Warriors, quienes lograron el séptimo cetro de la franquicia en su historia y de esta manera se quedan en solitario como el tercer equipo con más títulos en la Liga, superando por uno a los Chicago Bulls, que ganaron seis de la mano de Michael Jordan.

Curry fue designado el MVP de unas Finales donde los Celtics sellaron su destino al perder balones al por mayor.

Lee también: Warriors, a revivir la dinastía en las finales de la NBA

Golden State completó un viaje como ningún otro, luego de disputar cinco Finales consecutivas, desplomarse al último puesto de la NBA y ahora repuntar hacia la grandeza, apenas dos años después de languidecer con la peor foja de la liga.

Para Curry, Klay Thompson, Draymond Green y Andre Iguodala, es su cuarto campeonato. Los primeros tres llegaron en 2015, 2017 y 2018, cuando Golden State estableció una dinastía y llegó a las Finales en cinco ocasiones.