Pese a las cuatro intercepciones que lanzó Lamar Jackson, la defensiva de los Ravens jugó en un nivel superlativo, y así, Baltimore ganó 16-10 a Cleveland para mantener el liderato de la División Norte de la Conferencia Americana.

Jackson sólo tuvo una jugada brillante durante una actuación en general mala. Su pase de touchdown de 13 yardas a Mark Andrews en el tercer periodo fue suficiente.

Presionado por la defensiva de Cleveland toda la noche, Jackson se abrió paso hasta regresar a la yarda 35 donde inició la jugada antes de lanzar un pase al centro a Mark Andrews asombrosamente desmarcado en la zona de anotación.

La jugada puso el marcador 13-3, y los Ravens (8-3) resistieron para tomar la cima de la tabla de la Conferencia Americana.

Cleveland (6-6) nunca pudo desatar el juego terrestre que llegó al partido como el número uno de la liga ante la línea defensiva de Baltimore. Nick Chubb sumó apenas 16 yardas en ocho acarreos y Kareem Hunt agregó 20 yardas en siete intentos por tierra.

Lee también: Los 49ers están más vivos que nunca tras vencer a Minnesota

El entrenador en jefe de los Ravens, John Harbaugh, mejoró su marca a 18-2 en partidos de horario estelar en casa y a 23-4 en choques totales ante los Browns.

Baker Mayfield lanzó un pase de 20 yardas para touchdown a David Njoku cerca del final del tercer periodo, pero Cleveland no volvió a anotar.

Los Browns tampoco sumaron ninguna primera y 10 en su última serie ofensiva.