Justo días después de que LeBron James confirmara a Russell Westbrook y Carmelo Anthony como nuevos refuerzos para Los Angeles Lakers, Tim Bontemps, de ESPN, compartió los resultados de una encuesta con 10 cazatalentos y ejecutivos de la NBA para saber quién podría ser el mejor jugador de esta temporada, y para sorpresa “El Rey” recibió cero votos para este galardón.

La respuesta del por qué ninguna de las personas empatizó con James es muy sencilla: las lesiones que tuvo hace un año y registrar promedios bajos a los acostumbrados hacen dudar de su capacidad ahora como jugador, y más que para esta temporada serán el equipo más viejo de la NBA.

La franquicia llega a esta temporada con un porcentaje de edad de 30.9 años, seguidos por el Miami Heat con 28.8 años, los Brooklyn Nets con 28.0, los Milwaukee Bucks y Utah Jazz con 27.9.

“Nos han llamado viejos, lentos y cansados, lo hemos escuchado todo. Nos dan por perdidos porque somos viejos, pero es emocionante. La narrativa sobre nuestra edad me da risa”, dijo LeBron James en el Día de Medios.

Sin embargo, precisamente la veteranía de los Lakers puede ser la clave para el campeonato, pues, aunque LeBron y Anthony Davis ya saben lo que es ser campeón de la NBA, esta temporada se armaron de dos elementos que están desesperados por conseguir su primer anillo: Russell Westbrook y Carmelo Anthony.

Aunque ambos jugadores tienen cartel para estar en el quinteto inicial, todo apunta que uno de ellos tendrán una función diferente en esta nueva etapa de su carrera.

Russell Westbrook será titular indiscutible, ya que el maestro triple-doble está con su cuarto equipo en cinco años, pero llegar a los Lakers es la mejor oportunidad que ha tenido en su carrera para soñar con ese título, debido a que su juego se enfocará más en el ataque que en la defensa.

En el caso de Carmelo, llegó para ser el “sexto hombre” clave del club, pues no es un secreto que James siempre apuesta por tener un “Plan B” cuando él está en la banca y qué mejor manera de reforzar su ausencia en la duela que con un viejo conocido.

Carmelo Anthony llega a Lakers con 37 años, pero con una definición en triples y tiros de media distancia mejor que antes, por lo cual puede ayudar a sumar ventaja.

“Llego con el campeonato en mente. Todos sabemos que esto es lo único que me he perdido. Es lo único que me mantiene despierto por la noche. Me motiva porque no lo tengo. Quiero vivir esa experiencia”, dijo Anthony en conferencia de prensa.

Momento de la verdad para Warriors en NBA

Si bien, los Golden State Warriors son un plantel joven (la edad aquí no será problema), las lesiones en sus jugadores sí son una incógnita.

Luego de perderse toda la temporada pasada, los Warriors recuperan a Klay Thompson, pero, además es momento de que su joven estrella, James Wiseman, explote su talento en su segundo año.

Sin embargo, la apuesta no sólo estará en él, ya que por segundo año consecutivo los de la Bahía tuvieron un buen pick en el Draft y consiguieron a Jonathan Kuminga, quien puede aportar tanto en ataque como en defensa y eso lo hará clave en la rotación en su año como novato.

Los Warriors tendrán que pelear nuevamente para ganarse el respeto, pero no hay duda de que están listos para ser contendientes al título.

Buscarán revancha

Para esta temporada, los Phoenix Suns llegan heridos tras perder las recientes Finales de la NBA ante los Bucks, pero a pesar del tropiezo, el entrenador Monty Williams no realizó una reconstrucción en su equipo para este año.

El ataque, con Chris Paul y Devin Booker, parece ser el pilar necesario para repetir la hazaña de estar nuevamente en Playoffs. Además, los acompañará en la defensa de DeAndre Ayton, que viene en ascenso y es un muy buen equilibrio para ser un equipo peligroso todo el año.

Futuro incierto

Los dos últimos equipos de la División Pacífico pueden tener un inicio de campaña complicado, ya que todo parece indicar que Clippers tendrá que experimentar con una nueva alineación, pues la incertidumbre de si Kawhi Leonard regresará este año a jugar aún no se resuelve, por lo que toda la responsabilidad caerá en Paul George.

Mientras que los Kings tienen sólo dos opciones: o romper la mala racha de 15 años sin Playoffs o simplemente alargarla. Cualquiera que sea la opción para la franquicia de Sacramento, lo cierto es que la defensa tendrá que ser su prioridad a mejorar este año.

También puedes leer: Momento de consagración para división sureste de la NBA