México cuenta con dos extraordinarias representantes de taekwondo en la categoría de más de 67 kilogramos, desafortunadamente, solo una de ellas podrá acudir a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Este sábado 15 de mayo, María del Rosario Espinoza y Briseida Acosta se enfrentarán en un único duelo a tres rounds, en el que la ganadora tendrá el boleto olímpico. La eliminatoria será en el Centro Nacional de Alto Rendimiento (CNAR) de Ciudad de México, a puerta cerrada.

Aunque cada una ha participado en distintas categorías, en las que han ganado medallas en campeonatos mundiales, el problema surge porque en los Juegos Olímpicos hay una fusión de divisiones, por lo que cada país está obligado a enviar a solo una representante.

En fechas recientes Briseida ha derrotado a la triple medallista olímpica, con lo que la dejó fuera del Preolímpico de taekwondo continental de Costa Rica, así como de los Juegos Panamericanos de Lima 2019, en los que ganó la medalla de oro.

Sin embargo, en los primeros meses de este año, María del Rosario ha obtenido resultados positivos en sus diferentes competencias, como lo fue el oro en el Abierto de Bulgaria, y la plata en el Abierto de España, por lo que se siente segura de poder acudir a sus cuartos Olímpicos y buscar el mismo número de medallas.

“Participar en el Abierto de España representó para mí, en primer lugar, el acumular puntos para el ranking olímpico y seguir con este ritmo de competencias internacionales, al igual que el competir en Europa siempre es un reto y, sobre todo, que una vez que regreso de competir de allá, siempre traigo muy buena retroalimentación por parte de todo el equipo y mía para seguir mejorando y seguir afinando los puntos”, aseguró María en una entrevista con Conade.

En tanto, Briseida busca su primera incursión en la máxima justa deportiva y comenzar a forjar una historia de éxito como lo hizo Espinoza desde su debut en Beijing 2008.

También puedes leer: Víctor Estrada, la medalla que abrió la puerta del taekwondo en México