Ben Roethlisberger dejó entrever que era misión imposible vencer a los Chiefs… y así lo comprobó esta noche. Kansas City sufrió al principio, pero al final terminó ganando con autoridad, 42-21 a Pittsburgh en el que fue el último partido como profesional del “Big Ben”.

Los de oro y negro llegaron a este juego como víctimas seguras. Los dirigidos por Andy Reid eran favoritos por 12.5 puntos; sin embargo, Pittsburgh apeló a su defensiva –como siempre– para dar pelea y, contra todo pronóstico se fue al frente gracias a ella.

T.J. Watt recuperó un fumble y se escapó 26 yardas para darle la ventaja a los Steelers, pero el gusto duró poco, pues los Chiefs anotaron tres veces sin respuesta y así, se fueron ganando 21-7 al medio tiempo.

Al inicio del tercer cuarto, Patrick Mahomes y compañía siguieron con el espectáculo y “mataron” las ilusiones de Roethlisberger y los Steelers con el cuarto pase anotación del quarterback de Kansas City, ahora al liniero ofensivo Nick Allegretti.

Lee también: ¡‘Big’ Ben Roethlisberger alcanza el milagro en NFL!

Posteriormente, vino el quinto envío de TD de Mahomes. Esta vez fue a Tyreek Hill, y así, Kansas City se fue al frente 35-7. Pittsburgh por fin pudo responder con un pase de anotación de Roethlisberger a Diontae Johnson para poner las cosas 35-14.

Sin embargo, los Chiefs respondieron con otro pase de anotación, ahora del ala cerrada Travis Kelce a Byron Pringle para aplastar cualquier intento de regreso de Pittsburgh.

Finalmente, “Big Ben” lanzó su último pase de TD en la Liga, de 15 yardas, a James Washington para poner el marcador más decoroso.

Así, termina una era para los Steelers, quienes con Roethlisberger ganaron dos veces el Super Bowl (XL y XLIII) y perdieron uno más (XLV). Sí, la despedida del “7” no fue “Big”.

Por su parte, los Chiefs siguen con el objetivo de llegar a su tercer Super Bowl de manera consecutiva y su siguiente rival serán los Buffalo Bills en la ronda divisional de los Playoffs.