Tardó en llegar la victoria 10, pero rápidamente el mexicano Julio Urías se convirtió en el primer pitcher en todas las Grandes Ligas en alcanzar 11 triunfos.

Y lo hizo en la victoria de los Dodgers de Los Ángeles por 6-1 a los Marlins de Miami. El de Culiacán lanzó siete entradas en las que permitió solo una carrera (un jonrón solitario de Jazz Chisholm Jr.)  y ponchó a nueve rivales.

Pese a no ser llamado al Juego de Estrellas –se elige a los participantes a través de una votación de los aficionados–, Julio sigue demostrando su calidad en el centro del diamante y llegará a la pausa de temporada como el mejor en este rubro.

Sin duda, su ausencia será notable en el Juego de Estrellas, hecho que despertó las críticas de algunos aficionados.

Con este triunfo, los actuales campeones de las Grandes Ligas evitaron la barrida ante los Marlins en la serie de cuatro juegos.

Los Dodgers empataron el juego en la cuarta entrada con un sencillo productor de Chris Taylor y un inning más tarde llegó el rally de cinco carreras con el que castigaron al abridor de los Marlins, Sandy Alcántara, y que selló la victoria de Los Ángeles.

Lee también: Los nuevos héroes del deporte profesional de México

Y en este, Urías también estuvo presente, pues fue el primero que pegó de hit. Luego, vendrían tres más consecutivos, el último de ellos un productor de Matt Beaty.

Alcántara fue removido, pero David Hess también recibió “candela”. Will Smith conectó elevado de sacrificio que remolcó la tercera carrera y Taylor impulsó otra con doblete y dos más llegaron en una rola que terminó en error.

Alcántara (5-8) fue el pitcher derrotado al permitir cinco de las seis carreras, aunque sólo tres fueron limpias, en una labor de cuatro innings. Urías dejo su récord en 11-3.