Los Dodgers están en las manos de Julio Urías. El mexicano fue el lanzador elegido para abrir el Juego 5 ante los San Francisco Giants en el Oracle Park, donde los angelinos buscarán el triunfo que los ponga en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

Pero, ¿por qué el manager Dave Roberts eligió a “El Culichi” para tan importante juego? De entrada, porque Julio fue el pitcher con más victorias en la temporada regular, con 20 y no pierde un juego desde junio pasado.

También porque ya en el Juego 2, el sinaloense hizo acto de presencia y con una actuación sólida, los actuales campeones de las Grandes Ligas empataron la serie tras ganar el partido 9-2. En cinco entradas, permitió sólo una carrera y ponchó a cinco rivales.

Al bat también respondió positivamente y en su primer turno, conectó de hit hacia el jardín derecho e impulsó la primera carrera para su equipo, hecho inédito hasta ese momento para un mexicano.

Y sobre lidiar con la presión, vale decir que en el pasado “Clásico de Otoño”, ante los Tampa Bay Rays, Urías abrió el cuarto juego de la Serie Mundial y aunque permitió sólo dos carreras en cuatro entradas y media, perdió el encuentro.

Lee también: Dodgers lo lleva al límite; habrá quinto juego con San Francisco

Sin embargo, tuvo su revancha y con una brillante actuación como cerrador, fue clave para que los Dodgers volvieran a ser campeones después de 33 años.

“Julio (Urías) tiene como un alma vieja. Se para en el montículo y pareciera que lo ha hecho por mucho tiempo. Tiene tanta confianza en sí mismo que se transmite”, declaró el jardinero estelar Mookie Betts, quien tratará de ayudar con batazos al mexicano para que los Dodgers regresen por segundo año consecutivo a la Serie Mundial.

Enfrente, por los Giants, estará Logan Webb, uno de los mejores lanzadores de los Playoffs y buscará reivindicarse en casa. Sí, se vivirá una drama en San Francisco.