El fiel escudero de Tom Brady se llevó los reflectores en el Super Bowl LIII, pues Julian Edelman fue elegido como Jugador Más Valioso (MVP) del partido donde los Patriotas consiguieron su sexto campeonato de la NFL tras vencer a los Carneros por 13-3.

Si bien, la anotación de la victoria fue de Sony Michel, el blanco preferido de Brady durante todo el partido fue Edelman, ya que las 10 recepciones y 141 yardas en su cuenta sirvieron para llevarse el premio individual.

Con este registro, Julian Edelman se convirtió en el quinto mejor jugador con más yardas por recepción en un Super Bowl por detrás de Jerry Rice (215), Ricky Sanders (193), Isaac Bruce (162) y Lynn Swann (161).