Una corte rusa estableció el jueves que el 1 de julio inicia el juicio penal a la estrella del basquetbol estadounidense Brittney Griner, más de cuatro meses después de que la jugadora fue arrestada en un aeropuerto de Moscú por posesión de cannabis.

La estrella del Phoenix Mercury permanecerá bajo custodia durante su juicio penal. Enfrentará hasta 10 años de prisión si es declarada culpable de cargos de transporte de drogas a gran escala.

El lunes, la corte del suburbio de Jimki, en Moscú, extendió la detención de Griner por otros seis meses después de que ella compareció para una audiencia preliminar llevada a cabo a puerta cerrada.

La agencia The Associated Press obtuvo fotos donde se le mostraban esposada. A Griner se le había ordenado previamente permanecer en prisión preventiva hasta el 2 de julio.

La jugadora fue arrestada en el aeropuerto Sheremetyevo de Moscú menos de una semana antes de que Rusia enviara tropas a Ucrania, lo que agravó las tensiones de antemano altas debido a las extensas sanciones de Estados Unidos y la denuncia de Rusia de los suministros de armas estadounidenses a Ucrania.

Lee también: Bielorrusia, detrás de Krystsina Tsimanouskaya, la atleta a la que se le intentó sacar de Japón

Los partidarios de Griner habían mantenido un perfil bajo con la esperanza de una resolución tranquila, hasta mayo, cuando el Departamento de Estado la reclasificó como detenida injustamente y asignó el seguimiento de su caso a su enviado presidencial especial para asuntos de rehenes —el principal negociador del gobierno de Estados Unidos.

Esa medida ha llamado aún más la atención sobre el caso de Griner, con seguidores instando a un intercambio de prisioneros como el de abril que llevó a casa al marine veterano Trevor Reed a cambio de un piloto ruso condenado por conspiración de narcotráfico.