Después de un año con estadios vacíos, el Gobierno de la Ciudad de México hizo oficial la reapertura de los inmuebles deportivos, luego de que el semáforo epidemiológico pasara a amarillo, acción que celebran los jugadores de Cruz Azul, al aceptar que ver a los aficionados nuevamente en las gradas será una motivación extra.

Aunque ellos como profesionales están acostumbrados a las multitudes, Walter Montoya, jugador de “La Máquina”, aceptó que será como debutar otra vez en primera división, pues entiende que los aficionados generan otro tipo de ambiente en los partidos.

“Va a ser algo muy lindo, la verdad que me pone muy contento que pueda ir la gente, la verdad se extraña mucho. La vez pasada que fuimos a jugar a Juárez, creo que ver a bastante gente en la tribuna es otro ambiente, oigo que ponen otro folklore; está buenísimo, nosotros los jugadores necesitamos mucho apoyo.

“Yo por lo menos, en lo personal, va a ser algo espectacular porque siempre se necesita ese cariño, que estén ahí a lado (aficionados), ese calor, que estén ahí cerquita y qué mejor que nos acompañen en estas instancias en el estadio. La verdad me pone muy contento que puedan ir a alentarnos, porque la verdad que cuando está la gente es totalmente distinto”, agregó el delantero de Cruz Azul.

Montoya comentó que otra de las razones que le motivan es demostrarle a los fans el buen nivel que han tenido en el torneo, por lo cual enfrentarán sin temor la liguilla en busca de finalizar el torneo de la mejor manera.

“Estamos muy fuertes como esta familia que se formó desde que arrancó el torneo, estamos trabajando muy duro y no pensamos en terror ni nada parecido a eso; muy enfocados en nosotros mismos, en la fortaleza que tenemos como grupo que eso nos va a seguir dando alegrías”, aseguró el argentino.

Walter dijo que ahora que tienen todo a favor es justo cuando no se tienen que relajar en liguilla, ya que un error de exceso de confianza podría costarles muy caro y más cuando tienen enfrente a un rival como Toluca.

“Sabemos que la liguilla es como otro torneo aparte, que si pierdes ya vas para afuera. Ya tenemos al rival. Difícil como todos los partidos, creo que la liguilla es otro torneo aparte, un rival muy difícil como cualquiera que nos pudiera tocar, así que nosotros estamos enfocados en nosotros y tratar de hacer lo mejor, de hacer un gran partido allá en el Nemesio Díez y luego acá, la vuelta, en el Estadio Azteca. Estamos muy enfocados, estuvimos trabajando muy duro”.

También puedes leer: Les faltó intensidad a Cruz Azul y América