Esta fotografía de dos hombres con el torso desnudo ha desatado gran controversia en Paraguay y ha puesto a Antonio González, presidente del equipo de futbol Rubio Ñu como probable responsable de trata de personas con fines de explotación laboral y sexual.

Los protagonistas de la imagen son el futbolista de 25 años, Bernardo Gabriel Caballero (derecha), y el directivo antes mencionado, Antonio González (izquierda).

La fotografía fue publicada de manera anónima en redes sociales la semana pasada, lo que ocasionó una disputa amorosa entre el jugador y el presidente del equipo.

Después de que se propagara la imagen, Antonio González publicó un par de videos en los que acusaba a Gabriel Caballero y a su representante, Valentín Ozuna, de difundir la imagen y en el que aceptó haber mantenido una relación sentimental con el futbolista.

El primer video, de 40 segundos de duración, muestra al presidente del Rubio Ñu romper un contrapase (equivalente a la carta de derechos del jugador) y en el que amenazaba a Gabriel Caballero con hacer que no volviera a jugar futbol.

“Este es tu contrapase muñeco, ¿o vos qué pensás, que te vas a burlar de mí o de Ariel? Mirá lo que estoy haciendo de tu contrapase. Olvídate de jugar al futbol y dile a tu chongo o tu chonga, vos puto de mierda y metete tu plata en tu culo, vos hijo de mierda… mongólico de mierda”

Posteriormente, el mismo presidente sigue arremetiendo contra el futbolista e insiste en que el pase del jugador pertenece a su equipo, aunque para que éste quede en manos de Caballero, se requiere un pago de dos millones de guaraníes (unos 6 mil 700 pesos mexicanos).

Finalizando el video, el presidente ataca por última vez al jugador: “No tenés donde vivir, tu mamá te echó de tu casa… Te voy a amargar la vida hasta que te mueras”.

Abuso sexual

Tras el escándalo, el futbolista Gabriel Caballero denunció a Antonio González de abuso sexual y laboral ante la Fiscalía contra la trata de personas de Paraguay.

El joven afirmó que era forzado a mantener relaciones sexuales con él a cambio de darle un lugar en el equipo.

“No era una relación de una pareja porque él me obligaba a hacer cosas que yo no quería hacer. Siempre me decía que estuviera con él por lo de la foto, que la iba a publicar, que en todas las redes iba a estar eso. Prácticamente que me tenía fundido”, dijo a Caballero a medios locales.

Además de la denuncia presentada por Gabriel Caballero, el jugador Fermín Morínigo, de 19 años, también aseguró que Antonio González lo acosó cuando era menor de edad y que al no acceder a mantener relaciones sexuales con él fue violentado.

No sólo eso, la madre de un jugador de 17 años, del que no se reveló el nombre, acusó a González de haber tratado de abusar de su hijo.

“El modus operandi es el mismo. Se ganaba la confianza de los chicos, los fichaba, les regalaba ropa, botines de marca, para acceder a ellos. Los invitaba a salir. Y a los que se negaban, los sacaban del equipo”, detalló.

“Mi hijo era titular. Después pasó a ser suplente y lo dejaron de lado. Un día no lo pude acompañar, fue solo a practicar. Vino y me dijo: ‘No quiero jugar más ahí’. Después de insistir mucho, me contó lo que pasó”, explicó la madre.

El directivo ha negado las acusaciones y asegura que se trata de un caso de chantaje de Caballero.

Allanamiento

Una comitiva encabezada por la fiscal Teresa Martínez allanó la sede del Club Rubio Ñu de Luque por supuesta trata de personas.

La Fiscalía informó en un comunicado que en el allanamiento realizado este viernes se “observó que existen irregularidades administrativas en cuanto a la relación laboral con los jóvenes que aún son menores de edad”.

Asimismo, la fiscal indicó que “en el lugar vivían 4 jóvenes en condiciones precarias”. Se informó, además, que tomará contacto con autoridades de la Secretaría Nacional de Deportes y la Secretaría de la Niñez y la Adolescencia.

En el lugar, también se encontraron teléfonos celulares, películas de contenido erótico y proyectiles de armas de fuego.

Liga pide “medidas correctivas”

La Asociación Paraguaya de Fútbol pidió a través de un comunicado que haya “medidas correctivas” de la Unión de Fútbol del Interior.

Por su parte, el Comité Ejecutivo de la Liga Luqueña de Fútbol emitió un comunicado, donde afirma que Antonio González no es presidente ni dirigente del Club Rubio Ñu, entidad afiliada a la Liga Luqueña. Agregó que Caballero pertenece a los registros del Club Marte Atlético.