El nuevo referente de México en la NBA se llama Juan Toscano, quien poco a poco se ha ganado un lugar en la más reciente dinastía del basquetbol estadounidense profesional: los Golden State Warriors, que hoy inician la disputa del título ante los Boston Celtics.

Más allá del resultado de esta serie, el basquetbolista con raíces mexicanas ya se convirtió en el primer tricolor en disputar Las Finales y en ganar un título, pues se coronó como campeón de la Conferencia Oeste, tras la victoria de su equipo sobre los Mavericks, triunfo que los llevó al duelo por el trofeo Larry O’Brien.

Su crecimiento ha sido gradual, hasta ganarse la confianza del coach Steve Kerr. El jugador nacido en Oakland, California, de madre mexicana, se ganó un contrato de tres años con la franquicia de San Francisco, luego de que en 2018 participó en un training camp y fue seleccionado por los Santa Cruz Warriors, parte de la G League.

Tras una buena temporada en la zona de desarrollo, Juan Toscano firmó por tres años con el primer equipo y en la campaña 2019-20 comenzó su andar entre las estrellas de la NBA. En aquella campaña apenas jugó 13 partidos, pero siguió trabajando y rindió frutos.

Para la temporada 2020-21, el jugador de 29 años y que ha representado a México en la Selección Nacional, tomó un papel más recurrente con los Warriors, al jugar 53 partidos y sumar 5.7 puntos por partido y 4.4 rebotes por juego. Sin embargo, lo mejor estaba por venir.

Durante esta campaña regular, su talento explotó y tuvo más protagonismo al disputar 73 juegos con la quinteta, seis de ellos arrancando como titular. Generó 4.1 puntos por duelo, 2.4 rebotes y 1.7 asistencias por partido.

Viniendo desde la banca, el basquetbolista mexicano se consagró como buen revulsivo para el equipo, destacando en los momentos más importantes y ofreciendo soluciones a Steve Kerr, ganándose el halago, no solo del equipo, sino de las leyendas de la NBA.

“Es un gran jugador, tú sabes, inteligente, realmente piensa en el juego y lo sabe hacer muy bien”, destacó Earvin “Magic” Johnson. Y las buenas exhibiciones lo llevaron a dar un paso más para acrecentar su historia, siendo el primer mexicano en estar en un concurso de Clavadas.

El talento de Juan Toscano en esa semana del All Star Game, le valió para ser segundo lugar con 43 puntos en la competencia de “Mates”, solo por detrás de Obi Toppin. Sin embargo, le dejó claro a todos que México estaba muy presente.

Ahora, es turno de que muestre de lo que está hecho en uno de los escenarios que más reflectores tendrá a lo largo de dos semanas, como lo son Las Finales de la NBA, un escaparate que debe aprovechar para dar una buena exhibición y mantenerse como pieza clave del equipo, aportando lo necesario desde la banca, cuando sea llamado a jugar.

Juan Toscano disputa por el título con tradición

Al lado de referentes como Stephen Curry, Draymond Green y Klay Thompson, Juan Toscano no solo buscará poner la bandera del país en lo más alto, sino que tratará de conquistar el séptimo título para los Warriors y romper el empate que tienen con los Chicago Bulls (seis campeonatos) y ahora sí ser en solitario el tercer equipo con más trofeos de la NBA.

La generación de Curry, Green y Thompson están en la disputa de su cuarto título, ya que fueron parte de la dinastía que dominó de la temporada 2014-15 a la de 2018-19. En ese periodo jugaron cinco Finales consecutivas, imponiéndose en tres de ellas.

Es por ello que en este segundo aire que han tomado los Warriors al mando de Kerr, buscan volver a las viejas glorias. Por lo pronto, ya regresaron a la lucha por el campeonato, tras dos temporadas de ausencia. Thompson ha sido clave en este resurgimiento, pues luego de estar lesionado dos temporadas, se ha unido a Curry para volver a brillar como los “Splash Brothers”.

No obstante, lograr levantar el Larry O’Brien será misión complicada, pues enfrente tienen a una camada de jóvenes liderados por Jayson Tatum y Marcus Smart, que de nuevo, han puesto a los Celtics (el equipo más ganador de la NBA al lado de Lakers con 17 títulos) en unas Finales por primera vez desde 2009-10.

Boston no es campeón desde la campaña 2007-08, así que tantos años de sequía podrían impulsar al conjunto del coach Ime Udoka, quien vive su primera temporada al frente del equipo, a posicionarse en solitario como los grandes mandones de la NBA y alejarse de nuevo del equipo de Los Ángeles, que apenas se coronó en 2019-20.

También, querrán coronar el duro camino que les tocó, pues para llegar a esta instancia tuvieron que doblegar a los Nets de Kevin Durant y Kyrie Irving; posteriormente, despidieron al actual campeón, los Bucks de Giannis Antetokounmpo y, por si fuera poco, acabaron con el número uno del Este, el Miami Heat y su estrella Jimmy Butler.

También puedes leer: Somos los favoritos y el mejor equipo de la NBA: Juan Toscano