Cuando Stephen Curry y LeBron James protagonizaban la rivalidad del momento en la NBA, tanto en ataque como en defensa, parecía lejano el hecho que nuevos actores aparecieran en escena con tal poder ambivalente.

Sin embargo, con la llegada de Luka Doncic, Ja Morant o Trae Young, el juego ha cambiado y ahora, a pesar de que Curry y James siguen vigentes, estos jóvenes, desde ya, han tomado el protagonismo de la NBA para ser referentes de las próximas generaciones.

Prueba de eso es lo que veremos en el All Star de la NBA este fin de semana, donde siete de los 22 jugadores convocados tienen los reflectores puestos para el presente y futuro.

A pesar de que cada uno tiene un talento peculiar y que pone un ritmo diferente a la liga, es Luka Doncic quien está revolucionando la manera de ver el juego, ya que el jugador esloveno de tan sólo 22 años ha hecho que su nombre sea sinónimo de récord, pues al menos una vez por semana impone una nueva cifra en la NBA

Prueba de ello es que ya se encuentra en el top ten de los jugadores con más Triple-Dobles en toda la historia de la NBA, pues con sus 45 triple número ha superado a estrellas como Oscar Robertson y Magic Johnson.

Sin embargo, los elogios no paran ahí, ya que Doncic, quien es visto como el jugador más completo en esta lista, hasta ahora promedia 27.2 puntos por partido, lo cual habla de la gran ofensiva que tiene, pero además sobresalen sus 9.0 rebotes registrados por partido, demostrando que cuando hay que defender sabe proteger el aro.

Por su parte, Ja ‘Boom’ Morant ha tenido una carrera discreta desde que llegó a la NBA, pues en su momento tuvo que salir de la sombra de Zion Williamson en el Draft en su primera temporada, y aunque tenía todo en su contra lo logró y superó la adversidad.

Primero se convirtió en el Novato del Año. Después, no sólo se dedicó a ser un buen jugador, sino a tomar el protagonismo de Memphis Grizzlies dentro de la duela, ser un referente y el pilar principal del equipo, y también lo ha logrado.

A diferencia de Doncic, Morant es más el pilar en el ataque para los Grizzlies, y en sus mejores momentos ha demostrado cuando hay que poner al equipo en pelea por la victoria. Su ventaja es que al ser un jugador con apenas 1.91 metros de estatura, aprovecha los espacios para triples, jugadas de dos puntos, pero sobre todo su especialidad son los ‘Dunks’ frente al rival.

Esto le ha ayudado a ser un peligro en cualquier parte de la cancha y ahora en su primer All-Star, se espera ver que esa espectacularidad sobresalga en Cleveland.

Es momento de volar en la NBA

En el mismo Draft que fue elegido Luka Doncic se escogió a Trae Young, y ambos jugadores fueron intercambiados de forma inmediata; el segundo fue seleccionado por Mavericks y el primero por Hawks, pero la historia tenía otros planes y los equipos los intercambiaron, lo cual fue una buena elección para ambos lados.

Hasta ahora, Young ha demostrado que Atlanta acertó en ese movimiento, pues aunque apenas tiene 23 años, ha llevado a Hawks a pelear en Playoffs y ahora quiere aportar ese gran talento en el All-Star.

Un jugador retro

Pero el basquetbol no sólo trata de atacar, la defensa juega un gran papel en esto, y para eso Jarrett Allen demuestra que, si unos pelean por el MVP de la temporada, él es un candidato fuerte a ser el Defensivo del Año.

Con apenas 23 años, pero con un aspecto muy peculiar que evoca a los jugadores de los años 70, su físico le hace justicia a su juego, debido a que, como eran los jugadores de esa época, Allen se ha convertido en un completo protector del aro.

Es por eso que su llamado de último minuto al All-Star, tras la lesión de James Harden, es una recompensa a su trabajo. Su misión será frenar al equipo de Kevin Durant que tendrá a estrellas como Joel Embiid o Jayson Tatum.

Será este domingo cuando las nuevas estrellas de la NBA salgan a la duela para comenzar a pulir su brillo ante jugadores consagrados que quieren dejar claro, que ocupar su lugar no será nada sencillo.

También puedes leer: Juan Toscano participará en el NBA Slam Dunk Contest 2022