El lanzador mexicano José Urquidy quiere encabezar la rotación de abridores de los Houston Astros.

Tomar la temporada 2020 como parámetro para predecir qué ocurrirá este año es complicado, pues el calendario fue recortado, hubo muchos cambios en los rosters por la pandemia y los equipos no pudieron prepararse como era acostumbrado.

El lanzador mexicano José Urquidy reconoce que el año pasado fue complicado, pues varios peloteros, como él, se contagiaron de COVID-19, por lo que en 2021 buscará retomar su nivel, como en 2019, cuando fue parte importante de los Houston Astros que llegaron a la Serie Mundial.

Los Astros han perdido el dominio que tenían en la Liga Americana, tan solo en su división, la Oeste, los Oakland Athletics los desbancaron del primer lugar y los Tampa Bay Rays les impidieron llegar a la Serie Mundial contra los Dodgers; sin embargo, el oriundo de Mazatlán resalta que Houston cuenta con el poder en cada área para volver a ser el que mande.

“El equipo está muy completo, tenemos un lineup muy duro, bastante grande, con mucho talento, una rotación muy buena, de relevo con muchos jugadores nuevos pero con años en Grandes Ligas que nos van ayudar, vamos a hacer un buen papel, tratando de ganar siempre, espero estar de nuevo en una Serie Mundial”, explica Urquidy a Reporte Índigo en conferencia virtual.

Con las lesiones de Justin Verlander y Framber Valdez, José tiene casi seguro su lugar en la rotación, con lo que será el único mexicano de la Liga Americana con un puesto de abridor, mientras que en la Liga Nacional el único confirmado al momento con el mismo rol es Julio Urías, con Los Angeles Dodgers.

“Son escasos los jugadores mexicanos que están en una rotación abridora, en lo personal me siento bien por estar en una rotación, pero siento feo no ver compañeros en alguna rotación de abridores, sí hay de relevo, pero sería un orgullo para todo México que, por ejemplo, me tocara abrir contra un amigo de Yankees, de Washington, sería emocionante, ojalá me toque competir contra Julio Urías algún día”, señala.

Con la finalidad de alejar las lesiones y tener mejor condición física durante los entrenamientos de primavera, Urquidy acudió con un entrenador para ejercitarse de mejor forma, además de haberle cerrado la puerta a los tacos, lo que le permitió bajar de peso.

El reto personal que se puso para mejorar su físico, además de ser por la alta exigencia de las Grandes Ligas, se debió a que su meta para este año será tirar la mayor cantidad de innings, pues se ha caracterizado por ser un abridor de corta duración.

“Mi meta es tirar 200 innings o más, creo que lo puedo hacer porque estoy sano, aunque las lesiones las tenemos a la vuelta de la esquina, pero mi mente y mi cuerpo están en estar sano y competir”.

Asimismo, durante los campamentos de marzo y abril, el mazatleco se ha puesto a trabajar en el mejoramiento de su lanzamiento en curva, ya que planea utilizarlo en más ocasiones, tanto contra zurdos como contra derechos.


Este año es muy importante para mí porque ya va a ser una temporada larga, de muchos juegos, en los que voy a tener que lanzar muchos innings, donde tengo que consolidarme

José Urquidy

Beisbolista mexicano

Oakland, Cerrada pelea para José Urquidy

Urquidy y los Astros deberán competir primero contra Oakland, equipo especialista en desarrollar talento bajo el concepto del “Moneyball”, que es explotar las estadísticas de los peloteros, más allá de su fama o los grandes contratos.

Son varios los equipos favoritos en la Liga Americana, si bien en el Oeste solo Houston y Oakland lucen como candidatos a buscar boleto a playoffs, no se debe descartar a Los Angeles Angels.

En tanto, en la división Central, Minnesota luce con un roster poderoso en bateo y su cuerpo de lanzadores si se mantiene sano podría llevarlos a jugar hasta octubre. En el caso de Chicago, durante esta pretemporada perdieron a Eloy Jiménez, lo que les podría complicar sus aspiraciones, mientras que Cleveland entró en un proceso de renovación.

Por otra parte, el Este es el sector más llamativo, con los Tampa Bay Rays aprovechando una generación de talento de bajo perfil para domar a las grandes franquicias como Yankees, que pese a batallar con las lesiones optaron por reforzar su pitcheo con elementos que han estado con problemas físicos constantes.

Asimismo, Toronto cuenta con un equipo joven que intenta escribir su propia historia en Grandes Ligas, y Boston intenta reaccionar luego de haber entrado en reestructura, principalmente entre sus lanzadores.

También puedes leer: Ser bueno no basta para Luis Cessa en los Yankees