¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Fan
imagen principal

DeporteExtremo

Jonathan Paredes: El miedo lo alimenta

Ricardo Resendi

Jonathan Paredes ha consolidado una carrera importante dentro de los clavados de altura, donde se juega la vida en cada ejecución, y aunque el riesgo es alto, es aún mayor la satisfacción de desafiar los aires


Ene 6, 2020
Lectura 4 min
portada post

Al filo del abismo, el mexicano Jonathan Paredes, campeón mundial de clavados de altura encuentra en el miedo a su mejor aliado, que le permite estar preparado física y mentalmente para dar el paso hacia el vacío.

El miedo hace que te mantengas en esta línea delgada entre que sabes que es peligroso, pero sabes que tienes que hacerlo de la mejor manera posible

- Jonathan Paredes

Clavadista de altura

“La muerte no es algo que esté ignorando y siempre está conmigo.

“Siempre trato de hacer lo mejor que pueda y trato de cuidarme lo mejor para que esto no llegue. Ahí va a estar siempre (la muerte), pero es estar pendiente y atento a lo que estás haciendo”, explica en entrevista con Reporte Índigo.

Con apenas seis años, Jonathan encontró en la velocidad del viento, en el sentimiento de vacío en el estómago y en el violento golpeteo de su corazón, el intenso amor por el deporte extremo.

“Yo me di cuenta de esto a los 14 años cuando empecé en el salto de altura a un nivel importante. Fui clavadista desde de los seis. Estuve en la mejor escuela y realicé el mejor deporte que pude haber escogido”, menciona.

Dentro del amateurismo, como parte del equipo de clavadistas de espectáculos de la Feria de Chapultepec, Jonathan Paredes recibió la oportunidad para representar al país en los eventos del Cañón del Sumidero, en Chiapas, y la Quebrada de Acapulco, en Guerrero.

“En la Feria de Chapultepec, ahí fue mi primer encuentro y mi amor por el deporte extremo y al final ahí encontré la adrenalina de todo esto. Únicamente fue el proyectil para lo que yo hago ahora. Esa fue la decisión para los shows que yo hacía en la Feria de Chapultepec”, señala.

Desde acantilados rocosos, la cima de precipicios y plataformas metálicas, el deportista extremo ha encontrado en la precisión de sus movimientos la fórmula secreta

Objetivos en puerta para Jonathan Paredes

Desde acantilados rocosos, la cima de precipicios y plataformas metálicas, el deportista extremo del Estado de México ha encontrado en la precisión de sus movimientos la fórmula secreta para desgarrar la superficie del agua con total maestría.

Fue en el 2019 que emprendiendo el vuelo con dirección a uno de sus más grandes sueños, Paredes probó la gloria del deporte extremo, logrando la medalla de plata en el Campeonato Mundial de Natación de Gwangju, Corea del Sur.

Pese a haber conquistado las alturas de Asia Oriental, siendo este uno de los logros más relevantes en su carrera profesional, aún tiene una meta pendiente: que su disciplina sea incluida en el calendario oficial y participar en Juegos Olímpicos.

“Obviamente es el sueño de todos los que estamos en este deporte y la meta a cumplir es que podamos estar en unos Juegos Olímpicos. Yo creo que podemos llegar y estoy seguro que vamos por buen camino y creo que lo vamos a conseguir”, manifiesta.

Soy consciente que todo lo que he pasado hasta el momento es parte de la madurez y la experiencia y lo voy a seguir haciendo como lo he hecho hasta el momento

- Jonathan Paredes

Clavadista de altura

Aunque el clavadista mexicano ha alcanzado la cima de su carrera profesional, la motivación permanece intacta con otro objetivo también por sumar a su historial: quitarle el invicto a Gary Hunt, quien ostenta el Campeonato Mundial del circuito Red Bull Cliff Diving desde 2018.

“Yo me veo teniendo un buen año en la serie mundial tratando de quitarle el invicto al inglés (Gary Hunt) y teniendo una muy buena temporada”, asegura.

Ganador del segundo lugar en 2019 de la competición de mayor prestigio a nivel mundial en saltos de gran altura, Jonathan Paredes realizó una serie de clavados de exhibición el 29 de noviembre en un nuevo parque de atracciones en Tulum, Quintana Roo.

Demostrando el extraordinario momento por el que atraviesa, desde una plataforma a una altura de 27 metros se aventuró hacia las aguas cristalinas del Cenote Chum, adentrándose en las míticas cavernas mayas.

“Es un magnífico lugar para realizar clavados. Es un gran lugar (Cenote Chum, Tulum, Quintana Roo), muy tranquilo”, reconoce.

También puedes leer: Atletas mexicanas Brillarán en Tokio 2020


Notas relacionadas

Abr 2, 2020
Lectura 4 min

DeporteExtremo

Chikorita Roudayna, la reina de las cimas

Ricardo Resendi


Abr 2, 2020 Lectura 4 min

doPlay

Sep 11, 2019

Dic 4, 2018
Lectura 6 min

DeporteExtremo

Vals sobre las olas

Manuel Sebreros


Dic 4, 2018 Lectura 6 min

Comentarios