Los pronósticos se siguen cumpliendo en el Mundial de Atletismo que se realiza en Moscú, y ahora fue la atleta Shelly-Ann Fraser-Pryce quien “voló” para confirmar que los atletas jamaicanos son los dueños de la pista de tartán cuando se trata de recorrer los 100 metros.

La velocista de 1.52 metros repitió el éxito que ya había tenido en los  dos últimos Juegos Olímpicos, al ganar la final del Mundial en 10.71 segundos, la mejor marca del año.

Un día después de que su paisano Usain Bolt recuperara el cetro de la misma distancia que había perdido por descalificación en Daegu 2011, Fraser-Pryce confirmó la hegemonía mundial de Jamaica en la velocidad, ya sea en hombres o en mujeres.

La campeona cruzó la meta 22 centésimas antes que la marfileña Murielle Ahoure, la ventaja más amplia sobre la segunda en las 14 ediciones de los Mundiales. La estadounidense Carmelita Jeter, defensora del título, llegó tercera con 10.94 segundos.