Jaime Lozano, director técnico de la Selección Mexicana Sub-23, concluyó su primera semana de trabajo con los jugadores.

La Selección Nacional Sub-23 finalizó este domingo por la tarde su concentración de octubre, después de una semana de trabajo en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de la Federación Mexicana de Futbol.

Jaime Lozano, director técnico del “Tricolor” juvenil, compartió en conferencia de prensa lo que viene para el equipo: “tenemos otra fecha FIFA en noviembre, en la que también estaremos aquí reunidos. Después esperar a ver si podemos sacar algunos microciclos en enero y febrero, porque de no ser así ya no tendríamos oportunidad de verlos y de trabajar hasta el Preolímpico, que sería en marzo”, explicó.

Referente a lo que desde su punto de vista requiere la Sub-23 señaló que: “lo que necesitamos es tener jugadores que puedan trabajar juntos, que puedan coordinarse y estar el mayor tiempo posible dentro de la cancha, para conjugar y poder desarrollar la idea de juego de la mejor manera posible”.

Asimismo, Lozano manifestó que es momento de dejar un poco de lado la situación actual en el mundo, alterado por la pandemia, y enfocarse en que el próximo año todo estará mejor para enfrentar los compromisos.

“Tenemos que enfocarnos y pensar que todo va a salir de la mejor manera posible, que en marzo estaremos en Guadalajara compitiendo para ganar nuestro boleto a los Juegos Olímpicos de Tokio y después podrán pasar cosas o no, pero nosotros debemos de tener por lo menos la certeza de que tenemos días para trabajar, para ser mejores, para competir de la mejor manera y eso es lo que buscamos transmitirle al grupo”, concluyó.

También puedes leer: Holanda, con sus mejores ‘naranjas’ para enfrentar a la Selección Mexicana