Por primera vez en más de una década, el futbol de Italia tiene un nuevo campeón, luego de que el Inter de Milán se consagró como líder absoluto de la clasificación porque el Atalanta, su más cercano perseguidor, no pudo sacar la victoria frente al Sassuolo, con un resultado final de empate a un tanto.

El Inter hizo su parte el sábado al vencer 0-2 en su visita al débil Crotone. Al saberse el marcador del Atalanta, la ciudad de Milán estalló en júbilo, ya que a falta de cuatro fechas, los seguidores pudieron celebrar por anticipado, por lo que se reunieron en la plaza principal, frente a la mítica catedral.

Miles de “tifosi” del Inter se reunieron en la Plaza del Duomo, desplegando banderas y bufandas, además de entonar cánticos, pasando por alto las restricciones por la pandemia de coronavirus. Casi todos tenían mascarillas puestas, pero otros tantos se las dejaron debajo de la barbilla.

Con Romelu Lukaku, el argentino Lautaro Martínez y el chileno Alexis Sánchez en el ataque, el Inter se adjudicó su primer título desde 2011, y el primer “scudetto” de la Serie A desde 2010, año en el que completó el triplete del “Calcio”, Champions League y Copa Italia.

La presencia de público en los estadios de Italia ha estado prohibida durante casi todo el último año debido a la pandemia.

El técnico del Inter de Milán, Antonio Conte, dirigió a Juventus en los primeros tres de una racha sin precedentes de nueve títulos seguidos en la Serie A, rompiéndola en apenas su segunda campaña al mando del Inter.

Juventus fue de los primeros equipos que felicitaron a su acérrimo rival en las redes sociales, con su presidente Andrea Agnelli enviando un mensaje a su contraparte del Inter, Steven Zhang.

“¡Bien hecho Steven! Me alegro por ti y orgulloso de ser un oponente leal en la cancha y amigo afuera de la misma”, escribió Agnelli en Twitter.

Edson celebra título

Con su victoria por 4-0 sobre el Emmen, el Ajax de Amsterdam se proclamó campeón de la Liga de Holanda, al sacar 12 puntos de ventaja al PSV, cuando faltan 9 por disputarse. El mexicano Edson Álvarez celebró, al igual que la afición, el título.

También puedes leer: Se muere la Superliga: Atlético, Inter, Milan y Juventus también se bajan del barco