Inglaterra vuelve a casa, ávida de consagración. Con un doblete de Harry Kane, el equipo de los “Tres Leones” abrumó el sábado 4-0 a Ucrania para acceder a las semifinales de la Eurocopa.

Fue el único partido de la Euro 2020 que los dirigidos por Gareth Southgate tuvieron que disputar fuera del Estadio Wembley, y acabó siendo su exhibición más dominante del torneo.

Harry Maguire y Jordan Henderson, con sendos remates de cabeza, también remecieron las redes en el Estadio Olímpico de Roma, mientras los ingleses siguen sin recibir gol por quinto partido consecutivo.

El miércoles, Inglaterra se medirá a Dinamarca, quienes derrotaron 2-1 a la República Checa en Bakú, en el primer partido de esta jornada.

La última vez que Inglaterra llegó a semifinales en el certamen europeo fue en 1996. Ahora, el gran objetivo es repetir la gesta del seleccionado de 1966 que se consagró campeón del mundo en casa.

Kane abrió la cuenta a los cuatro minutos, en la primera ocasión de Inglaterra. El delantero resolvió un pase medido de Raheem Sterling para su segundo gol del torneo en igual cantidad de partidos. El balón rozó el hombro del arquero Georgiy Bushchan al incrustarse en el primer palo.

Inglaterra también gritó gol en los primeros minutos de la segunda parte, consecuencia de una falta cometida a Kane. Maguire cabeceó al fondo el tiro libre ejecutado por Luke Shaw.

Lee también: La guerra de los 8 en Copa América y Eurocopa

Cuatro minutos después, Kane marcó su segundo gol de la noche al cabecear otro centro de Shaw, en una jugada que incluyó un taquito de Sterling.

Finalmente, el gol de Henderson –su primero tras una década con la selección– también fue con un cabezazo frente a una defensa ucraniana que no tuvo respuestas a la fortaleza inglesa en el juego aéreo.

En la otra semifinal, Italia se topará el martes con España, igualmente en la capital británica. La final también será en Wembley.