¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Fan
Nacional

MIGUELHERRERA

Hay ‘Piojo’ para todos los moles

Alfredo Domínguez Muro

Miguel: La verdad es que ha sido indescriptible lo que ha pasado aquí, cuando venimos a jugar con la selección, el gobernador Manuel Velasco nos mostró muchas cosas, algunas yo ya las conocía por encimita pero me quede impresionado de muchas más que no conocía, lo que no conocíamos.

Luego nos encontramos con los empresarios locales y de repente me dicen ‘te queremos invitar para ser el embajador de nuestro Estado, que lo difundas’, y yo puestísimo.


Nov 13, 2014
Lectura 15 min

http://youtu.be/AMJLQcXFD-0 http://youtu.be/A4KYVVUrwGw http://youtu.be/B1ZWeyxy3hc http://youtu.be/ecj3rsCxnpM

Miguel: La verdad es que ha sido indescriptible lo que ha pasado aquí, cuando venimos a jugar con la selección, el gobernador Manuel Velasco nos mostró muchas cosas, algunas yo ya las conocía por encimita pero me quede impresionado de muchas más que no conocía, lo que no conocíamos.

Luego nos encontramos con los empresarios locales y de repente me dicen ‘te queremos invitar para ser el embajador de nuestro Estado, que lo difundas’, y yo puestísimo.

Difícilmente encontraremos un apoyo tan espontáneo y cálido como el de la gente de Chiapas, estaban en todos lados, afuera del hotel, arriba de los puentes.

A mí se me ocurrió de repente cruzar ahí a la plaza, tuvimos que salir entre gente porque estaba intentado darle fotos a todos pero se amontonaban, pero es el cariño de la gente, es por eso que es impresionante… y por supuesto no necesitaban nombrarme embajador para difundir Chiapas 

¡Te enamoras de esta región!

>Alfredo: ¿Con qué jugador del planeta comenzarías a armar tu equipo?

Miguel: Pensaría en Philipp Lahm, me parece que es el jugador alemán que mayor equilibrio le dio a la Selección. Sin muchos reflectores es el capitán, de la selección, del Bayern Munich. Es un tipo muy ecuánime, juega de lateral izquierdo, derecho, de contención, Me parece un líder nato.

>Alfredo: ¿Hay estilos? O sea hay, tú dices ¿así juega el futbol alemán?

Miguel: Creo que sí se crean estilos, pero más allá de eso se crean trabajo. Alemania es campeón del mundo el día de hoy por lo que invirtió y por lo que trabajó durante 12 años. Hay continuidad en el proyecto, están claros y lo llevan a cabo.

Joachim Low, dos años auxiliar de Jürgen Klinsmann y cuando se va Klinsmann lo suben a él. Lleva 10 años, dos ciclos como técnico de la selección alemana, perdiendo una final y ganando la otra.

Creyeron en ese proyecto y con todo lo que invirtieron en sus fuerzas básicas,  hoy les da esa camada de jugadores. Hay ocho en la selección campeona del mundo, es una selección joven seguro para el siguiente Mundial va a ser un candidato sin duda.

>Alfredo: En el futbol mexicano, en donde no tenemos figuras internacionales, ¿cómo manejas al jugador individualmente?

Miguel: Tienes que trabajar mucho, elegir jugadores, convencerlos sobre todo mentalmente, de que tenemos capacidad. El futbolista mexicano es muy entregado, somos muy copiones de los estilos.

Siempre he dicho que al futbolista mexicano si le pides correr 20 kilómetros, copia lo que hace el extranjero, tal vez sin estar convencido, pero lo corre. Se quejan y se quejan, pero lo hacen.

Los estamos tratando de convencer de que lo hagan con gusto, con deseo y eso obviamente nos va a hacer crecer más y a conseguir los objetivos que nos trazamos.

Alfredo: ¿Qué es primero, el huevo o la gallina? ¿El sistema en un técnico o los jugadores?

Miguel: Tienes que tener tu sistema perfectamente claro, tener la capacidad de que ese jugador encaje en tu idea, que lo trabajes y que le digas ‘esto es exactamente igual como lo haces en todos lados’.

Convencerlo de que a lo mejor el parado de la cancha es diferente, pero si pones atención y haces los recorridos, terminas muchas veces jugando igual que en tu equipo o como lo has hecho siempre.

Lo importante es que el técnico tenga la capacidad de decirle al jugador, tienes con qué destacar en cualquier posición o en cualquier sistema, o con cualquier técnico. Ésa es la capacidad que debe de tener un futbolista.

>Alfredo: ¿Crees en las filosofías en el futbol? Los americanos nunca dejan de pelear, los alemanes juegan al límite todo el partido. Los argentinos o uruguayos cancheros, el ‘jogo bonito’ de Brasil. ¿A México lo hemos manoseado mucho?

Miguel: Sí, lo hemos manoseado mucho. Creo que nos ha faltado la continuidad, desafortunadamente el nervio de la derrota hace que esa continuidad no siga y ésa es culpa nuestra y no de los directivos.

No es que se desesperan y corren al técnico, y viene el técnico y otro técnico, eso es normal porque el futbol mexicano no puede arriesgar y dejar ir una Copa del Mundo.

Es algo que ya tenemos como cultura, una afición que apoya a su equipo y lo sigue a todos lados. El resultado lo tenemos que generar, el técnico y los jugadores, y  esa continuidad a base trabajo, de esfuerzo, de determinación, y crear así esa filosofía de equipo ganador. La única continuidad que existe es el resultado.

>Alfredo: En Selección Nacional no puedes llamar extranjeros. En el sistema en el que estas convencido… ¿hay talento para los 23 puestos?

Miguel: La verdad que sí, hasta me sobra materia prima. En tantas pruebas que hice en seis meses previo al Mundial encontré que ya tenía 32 jugadores para esos 23 lugares. 

Entonces era convencerlos de las capacidades de sus cualidades.  Era nada más darles un poquito más de apoyo, reafirmar su credibilidad en ellos, y el equipo se soltó.

>Alfredo: A ti te cortaron muy feo antes de un Mundial y después te tocó cortar. 

¿Ésa noche cómo dormiste?

Miguel: Muy tranquilo, tenía que tomar decisiones. 

Te encuentras del otro lado de la moneda sabiendo que cuando tomaron decisiones conmigo no fue así.

Me dije, en algún momento me tiene que tocar a mi, no nada más en una Selección si no en un equipo, y siempre le he dado la cara al jugador que ya no entra en mis planes.

Tengo que hacer las cosas bien y dar resultados con mi cuerpo técnico para que mi trabajo continúe, no para hacer amigos en el futbol.

Quiero tener muchos amigos, pero desafortunadamente tengo que tomar decisiones. Sé que dejé adoloridos a algunos jugadores pero fui lo más ecuánime posible. A ésta Selección nadie la pudo criticar por los nombres que había y que fueron tomados con mucha conciencia en interminables horas de trabajo con todo mi cuerpo técnico.

>Alfredo:¿ Hoy, los técnicos de los equipos  te apoyan?

Miguel: Al cien por ciento. Siempre dije que, en los equipos que yo dirigiera, la Selección era primero, lo llamaran para cuando lo llamaran,  aunque yo lo necesitara para un partido importante.

Hoy me encuentro con técnicos que me apoyan y técnicos que obviamente tienen su idea, pero a todos les agradezco el puro hecho de prestarme a sus jugadores para poder formar un equipo fuerte y que la Selección mexicana cada vez sea mejor.

Con la mayoría tengo comunicación, mi preparador físico ha ido a todos los clubes.

Hemos pisado todas las canchas de futbol mexicano con mi cuerpo técnico, hemos cubierto la Liga al cien por ciento.

Nos repartimos la Liga entre cinco: Baños, Diego, Rangel, Torruco y así vamos a todos los equipos, visoreamos a todos los jugadores. 

No vamos a ver partidos, vamos a ver jugadores, tenemos claro lo que pretendemos.

>Alfredo: El jugador mexicano ha evolucionado en educación, tanto en casa como  de escolaridad. Seguridad en sí mismo, evolucionar en muchas cosas  en donde nos hacíamos chiquitos…

Miguel: ¡Hoy sí! Estas camadas que vienen con dos títulos mundiales y una medalla de oro olímpico, y ahora se juntan, están mucho más preparadas culturalmente, ellos están mucho más seguros de sí mismos.

En general el jugador está más estudiado, más preparado, tiene un nivel cultural más alto, entiende más rápido, capta más rápido lo que tú pretendes dentro de la cancha, entonces es más fácil el trabajo. 

No quiere decir que los que no estudien no lo hagan bien, pero obviamente captan más rápido los que están con una mente mucho más preparada.

>Alfredo: Sin ser tu responsabilidad,  ¿el jugador mexicano ya es mucho más responsable con su dinero?

Miguel: Todos sabemos de historias de futbolistas que tuvieron todo y hoy no tienen nada, se te acercan y te piden trabajo y tú tratas de ayudarlos porque son amigos tuyos, o fueron compañeros, fueron parte importante de tu crecimiento y no tienes cómo porque no tienen preparación.

>Alfredo: ¿En qué posiciones nos ha hecho dejar de generar jugadores nuestra Liga de “resultaditis”?  

¿Delanteros?

Miguel: No. Hay delanteros muy capaces, Carlos Vela, Oribe, “Chicharito”, Raúl Jiménez, Giovani, un escalón más abajo otros más como el “Chuleta”.  

Hay jugadores de gran calidad, que los tienes y que los estás viendo. Espérate a que Pulido agarre equipo, también es un jugador de gran capacidad. Vemos regresar al “Paleta” Esqueda y ojalá vuelva a tomar ese reto que tuvo.

> Alfredo: ¿Va desapareciendo ese miedo a la responsabilidad que tanto nos pesó?

Miguel: Se está erradicando. Porque hoy en día en una situación difícil quién va a tomar una pelota para tirar un penal se pelea por agarrar esa pelota.

Jiménez, un tipo que patea los penales con gran calidad. El “Chicharito” siempre quiere estar ahí, Oribe Peralta se pone a patear y Gio dice ‘yo soy el cobrador porque yo le pego muy bien, tengo una pierna muy educada’, y de repente viene Layún de atrás y dice ‘yo también metí el gol del triunfo, venga para acá’; entonces empiezan todos a querer tener la responsabilidad.

>Alfredo: La Selección es para los mejores, es para los que buscan una oportunidad…

Miguel: Un poco de todo porque en la Selección deben de estar los mejores. Pueden llegar a prepararse jugadores, caso del “Gallito” Vázquez, que atravesó por un buen momento pero mostró la gran calidad que tenía.

En mi cabeza está el traerme la Copa del Mundo aunque digan ‘este wey está loco’. 

Estoy consciente de que tenemos que trabajar fuerte y estar en el momento justo para traer esa Copa.

Atender a toda la afición

>Alfredo: Esa es la  responsabilidad social, la que se le olvida en ocasiones a los famosos, a los que dicen “yo no tengo obligación de darle un autógrafo a nadie, a mi me pagan por jugar” y de repente se suben al ladrillo.  

Miguel: No entiendo esas incongruencias.

Eso no es una obligación, eso lo tienes que hacer, a los aficionados te debes,  son  los que realmente nos hacen,   el  que alguien en la calle te pide una foto o un autógrafo, te tiene que dar orgullo. 

Tenemos que estar listos para la gente respetando tiempos y lugares, ellos hacen un esfuerzo por ir a apoyarte, por lo que sea, pero hacen un esfuerzo,  entonces  tenemos que devolverles ese cariño.

Pláticas de vestidor

> Alfredo: ¿”Chícharo” en la banca?

Miguel: Al “Chícharo” lo  convencí   de que en ese momento no lo veía para 90 minutos y prefería a Oribe y a Gio. Le pedí que entrara como un revulsivo y lo aceptó muy bien.

Al “Gallito” Vázquez, que nadie contaba con él, nos sorprende a todos y decíamos, ‘ojalá  que no se dé cuenta dónde está parado para  que no se altere’.

El desarrollo de Héctor Herrera en Europa es también impresionante.

Es un equipo al que nada más hay que decirles: ‘podemos muchachos’ y eso es lo que nos tenemos que creer.

>Alfredo: Tus tres etapas: la escasez en Atlante,  Disneylandia en América y hoy la Selección Nacional… 

Sus etapas como D.T.

Miguel:  Con ese Atlante de la escasez nos faltó muy poco,  fallamos un penal para llegar a una Final , jóvenes llenos de entusiasmo, solo invertimos en “Chamagol”,  era una nómina muy baja, estoy muy agradecido con Toño García que me apoyó para ir al América a pesar de que perjudicábamos al Atlante.

Después viene América, lo que tu dices Disneylandia, donde sí podemos pedir jugadores,   pero tengo que ganar. Llegué muy convencido, por eso lo dije a la prensa, porque no era una de las propuestas de la directiva, yo tenía un contrato de un año y dije ‘si en seis meses no gano, me voy’. Al América yo sabia que venía por un contrato de muchos años y el único que me iba a sacar de ahí era la Selección. Tuvimos dos años impresionantes, fuimos el equipo que más ganó, el  triple campeón goleador, el que menos perdió, cuatro Semifinales, dos Finales, un campeonato, menos goles, más goles.  

Luego llegar a la Selección y lo primero fue convencer a los muchachos de sus capacidades, devolverles la seguridad, decirles ‘ustedes tienen talento,  se pierde porque no se consigue el resultado, tenemos que conseguir el resultado, demostrar que estamos listos para crecer y demostrar al mundo que estamos listos ¿no?’

El mismo Miguel de siempre

>Alfredo: Brincaste la “Piojomanía” que no es fácil, de pronto te volviste en la figura de todos los reflectores de México, casi el ajonjolí de todos los moles,  y a la fecha veo que eres el mismo Miguel, evolucionado obviamente, el que conozco desde que usabas el pelo hasta acá en el Atlante.

Miguel: Sí, siempre le hecho la culpa de ese look a Rod Stewart, que era mi ídolo. La verdad es que no puedes cambiar, puedes tener fama, pero como siempre he dicho la fama es efímera. 

La fama te va a durar mientras des resultados, seas consecuente, con tus valores que tienes bien establecidos. Obviamente trabajaré para que siga, pero el día de mañana que yo deje el futbol, la gente se olvida, las nuevas generaciones vuelven a formar una nueva figura, vuelven a formar otro ídolo y tu vuelves a pasar a un segundo plano, entonces tienes que estar bien ubicado.

Con ustedes los medios tenemos la necesidad mutua y  trato de hacerlo muy muy claro, muy natural. 

Siempre contesto mi teléfono, yo no sé si es una cualidad o un defecto, pero a todo el mundo le contesto.  

A veces tengo una llamada en el otro, y le digo un momentito y contesto y le digo estoy en una llamada, en cinco minutos vuelva a marcar y así estoy. Me hice esa idea y es algo que sigo manteniendo.

Trabajando su carácter

Alfredo: El temperamento Miguel… ¿Qué pasa cuando pierdes los estribos? 

Miguel: Tengo que irlo modificando, la verdad    lo he ido tranquilizando, pero sé que esa escencia es difícil de cambiar. Seguiré siendo el mismo, pero sí tengo que modificarlo, tengo que concentrarme.

 Más que todo en una Selección, estar consciente de que eres más útil en la banca, más convencido de que el entorno no tiene que sacarte de tus casillas.

El que te digan o no te digan,  el árbitro pite bien o mal, tú tienes que concentrarte en lo que los muchachos tienen que hacer.

El futuro sin ‘Rafa’

>Alfredo: ¿Se nos va Rafa Márquez?

Miguel:  Sí, pero también hay talento atrás. Parecía que con la salida de “Rafa” nos dejaba un huecote en la central, pero ahí están Alanís, Diego Reyes, Ayala, Hiram Mier, Miguel Herrera y Héctor Moreno nada más se recupere, pueden tomar esa estafeta.

Sobre las grillas y el grupo

>Alfredo: Las grillas en el grupo para los llamados y alineaciones…

Miguel: Cuando reuní al grupo para Brasil les dije que se miraran unos a otros por dos minutos, al principio se burlaron, después les dije: ‘¡Ahora díganme ustedes un 11 titular’, y se voltean, se quedan viendo y entonces voltea ‘Rafa’ Márquez y me dice ¡no!, esa es tu responsabilidad. 

Entonces dejen que yo lo haga, y yo creo que eso es lo más claro, compitan y demuéstrenme que si elegí a 11 y tenía que estar dentro otro de ustedes, la única forma es demostrando, trabajando en la cancha, teniendo actitud, si no bajan los brazos eso quiere decir que no me equivoqué.


Notas relacionadas

Jul 28, 2015
Lectura 9 min

MIGUELHERRERA

Roja a la violencia

Carolina Hernández


Jul 28, 2015 Lectura 9 min

Jun 21, 2015
Lectura 5 min

MIGUELHERRERA

Presionado y obligado

Rocío Cepeda


Jun 21, 2015 Lectura 5 min

Jun 9, 2015
Lectura 3 min

MIGUELHERRERA

Arrepentido, pero multado

Rocío Cepeda


Jun 9, 2015 Lectura 3 min

Jun 8, 2015
Lectura 5 min

MIGUELHERRERA

¿Se terminó el amor?

Rocío Cepeda


Jun 8, 2015 Lectura 5 min

Comentarios