Fue una jornada llena de emociones, en especial en la parte final de la calificación, pues un contacto de Max Verstappen cuando se dirigía a tomar la pole position lo relegó hasta el tercer puesto de la parrilla de cara al Gran Premio de Arabia Saudita; mientras que su coequipero Sergio “Checo” Pérez saldrá quinto.

Este incidente en la última curva del circuito callejero de Yeda, fue muy afortunado para la escudería Mercedes, que acaparó el 1-2 con Lewis Hamilton y Valtteri Bottas, respectivamente. El piloto tapatío deberá superar al volante finlandés si desea mantener vivas sus aspiraciones para colarse al tercer lugar en el campeonato de pilotos de la Fórmula Uno.

El siete veces campeón del mundo respondió poco antes de que la bandera de cuadros ondeara para establecer el mejor registro del fin de semana con 1m27.712s dejando a Pérez y Verstappen en la segunda y tercera plaza de la Q2, pero el neerlandés en su búsqueda por la pole tuvo un incidente que lo relegó al tercer puesto en la parrilla del domingo 5 de diciembre.

Lee también: F1: Mercedes se disculpa por anuncio de patrocinio polémico

Max se luce en las terceras prácticas libres

El coequipero de “Checo” Pérez encabezó la última sesión de prácticas antes de la calificación para el primer Gran Premio de Arabia Saudí de Fórmula Uno, donde el joven piloto holandés pudiera llevarse su primer título.

Verstappen tiene una ventaja de ocho puntos sobre el heptacampeón mundial Lewis Hamilton en la tabla cuando solamente le quedan dos carreras a la temporada. Una victoria el domingo, combinada con el piloto británico terminando séptimo o debajo, le daría al piloto de 24 años el campeonato antes de la final de la próxima semana.