El piloto británico Lewis Hamilton se encuentra en un gran momento profesional y se coloca , pese a ser segundo en la clasificación, como el favorito para coronarse campeón en la temporada 2021 de la Fórmula 1; sin embargo, esto no será sencillo, pues al frente tiene a Max Verstappen, que buscará llevar a la escudería Red Bull a lo más alto.

El siete veces campeón del mundo llega a Arabia Saudita muy confiado en lo que puede hacer Mercedes en el circuito callejero Jeddah Corniche, pues siente que podrá remontar los ocho puntos que tiene a su favor el piloto neerlandés. Además, está no es la primera ocasión en la que se encuentra en desventaja.

Lee también: No habrá sanción para Verstappen; crece tensión Mercedes vs Red Bull

Hamilton ha tenido a lo largo de la temporada diversos altibajos, pero esto no lo ha detenido, sin duda un ejemplo claro, fue la asombrosa remontada que consiguió en el Gran Premio de Brasil. El equipo de Mercedes ha hecho una gran segunda mitad de la temporada, especialmente en los últimos dos grandes premios, lo que es un preludio muy positivo de cara al GP de Arabia Saudita y Abu Dhabi.

Ante los medios de comunicación, el piloto inglés se mostró muy tranquilo y admitió que la experiencia le ha dado las herramientas para afrontar estos retos de manera más segura, por lo que prefiere no adelantarse y esperar para saber si será ocho veces campeón, aunque reconoció que llevarse el título de esta temporada será lo más importante de su carrera profesional.

“Estamos peleando en un territorio desconocido. Nadie ha ganado ocho títulos, así que eso es bastante nuevo. Por otro lado, estoy más relajado que nunca. Creo que es porque llevo mucho tiempo aquí. Recuerdo cómo fue mi primer campeonato, e incluso mi segundo y tercero, con noches de insomnio y ese tipo de cosas. Ahora, estoy mucho más seguro de mí mismo y soy más aplicado que nunca”, afirmó el británico.

Así, afronta Hamilton un fin de semana que, en cambio, será una incógnita para todos. La novedad del circuito urbano más rápido del mundo puede pillar con el pie cambiado a cualquiera, aunque Mercedes parta con la vitola de favorito al contar con una configuración del coche muy propicia para este tipo de trazados.

El inglés es consciente de las dudas que puede plantear la nueva pista, el cual es considerado el más rápido del mundo, es por este motivo que prefiere no confiarse y esperar los resultados que arrojen las primeras prácticas libres, “Tenemos simulaciones, pero no sabremos cuál será el nivel de agarre en la pista hasta que salgamos y todo parece indicar que es bastante sucia”.