¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Fan
Nacional
imagen principal

ERICABIDAL

Guerrero imbatible

Joan David Baeta

Día a día, entrenamiento tras entrenamiento y partido a partido, Eric Abidal demuestra ser un héroe no solo de las canchas, sino de la vida.

A sus 34 años de edad, el futbolista francés sigue activo profesionalmente, tras recibir la oportunidad de continuar su carrera deportiva en el AS Mónaco, sin importarles que en 2012 se sometió a un transplante de hígado. 

“Abi”, como se le conoce en el mundo del futbol, ha vivido una batalla contra el cáncer de hígado, el cual le obligó a entrar al quirófano y buscar un nuevo órgano que le pudiera permitir seguir adelante.


Abr 10, 2014
Lectura 7 min
portada post

Día a día, entrenamiento tras entrenamiento y partido a partido, Eric Abidal demuestra ser un héroe no solo de las canchas, sino de la vida.

A sus 34 años de edad, el futbolista francés sigue activo profesionalmente, tras recibir la oportunidad de continuar su carrera deportiva en el AS Mónaco, sin importarles que en 2012 se sometió a un transplante de hígado. 

“Abi”, como se le conoce en el mundo del futbol, ha vivido una batalla contra el cáncer de hígado, el cual le obligó a entrar al quirófano y buscar un nuevo órgano que le pudiera permitir seguir adelante.

El mes pasado, rumores en twitter aseguraban que el cáncer le habría regresado al futbolista, pero el propio Abidal se encargó de desmentir esta noticia.

En entrevista exclusiva con Reporte Indigo, el defensa francés habló sobre su nueva etapa en el AS Mónaco, y cómo afrontó su salida del Barcelona.

Indigo Fan. Eric, ¿cómo te encuentras en tu nueva etapa en el Mónaco?

Eric Abidal. Estoy muy feliz en el AS Mónaco. Es el primer club donde jugué de manera profesional y seguiré en él hasta el final. 

Me encuentro muy cómodo y el equipo lo está haciendo muy bien en la Ligue 1 y también en la Copa de Francia. 

Es un conjunto con grandes jugadores. Yo intento aportar mi experiencia y sigo disfutando del futbol que es muy importante para mi. Así que si todo va bien, mi carrera de futbolista acabará aquí, ¡ya tengo 34 años!

I.F. ¿Qué recuerdos te quedan del que fuera posiblemente el mejor equipo de la historia como lo fue el Barcelona?

E.A. Pasé seis años en el Barça y esto te deja huella, porque posiblemente tuve la suerte de estar en una de las mejores etapas del club, rodeado de grandes futbolistas que han marcado la historia del futbol. 

Guardo fabulosos recuerdos y amigos en Barcelona, me siento honrado por haber tenido la oportunidad de jugar en ese Barça y siempre estaré agradecido a mis compañeros de entonces por todo el apoyo que me dieron en los momentos difíciles. 

I.F. ¿Cómo te encuentras después de la operación que te realizaron?

E.A. Me siento en plena forma y aunque es cierto que sigo pasando controles periódicamente, sigo un estilo de vida saludable. Me cuido y entreno unas dos horas al día para estar bien físicamente y poder estar al 100 por ciento para el equipo.

I.F. ¿Cuál fue tu reacción tras enterarte que padecías cáncer?

E.A. Me lo detectaron en un chequeo rutinario de esos a los que los futbolistas nos sometemos periódicamente, y en 48 horas ya me estaban operando en el hospital. 

No hubo mucho tiempo para pensarlo. Y desde del primer momento intenté sacar fuerzas y confiar en lo que los médicos me decían. 

Todas las personas que estaban a mi lado en ese momento – mi familia, mis amigos y mi equipo- reaccionaron con amor, apoyo y solidaridad. 

He sido muy afortunado y la gran prueba de ello fue la donación de órgano que me hizo mi primo Gérard cuando tuve la recaída. 

Sin el trasplante de hígado yo no estaría hoy aquí. Siempre le estaré agradecido por ese gesto.

I.F. Tras vestirte nuevamente de futbolista, ¿en quien te acordaste?

E.A. Esa sensación fue como volver a pisar un terreno de juego por primera vez. Un nuevo debut en una nueva etapa. 

Me sentí pleno y en quien primero pensé fue en mi familia; mi mujer y mis hijas y evidentemente, en mi primo. 

Gracias a él puedo estar jugando de nuevo. El apoyo de mis padres y del resto de mi familia y su amor fue lo más importante durante el proceso de la enfermedad y también en el posterior. 

Evidentemente, también pensé en los médicos que me ayudaron a recuperarme a los que estaré siempre agradecido.

I.F. ¿Qué decirle a la gente que como tu ha sufrido una enfermedad como ésta?

E.A. Cada persona lo vivirá de una manera diferente, pero lo más importante y lo que siempre digo es que hay que mantenerse positivo.

Hay que pensar que se puede luchar contra el cáncer o cualquier otra enfermedad. 

Estar fuerte de mente es básico para la recuperación. Y también les diría que no tienen que pasar el proceso solos; lo más importante es apoyarse en la familia y amigos, porque como en un equipo de futbol, nadie hace nada solo. 

Todos necesitamos de los demás. Así que, les diría que se animaran, que miraran adelante y que se rodearan de las mejores personas que tengan en sus vidas.

I.F. ¿Sueña Eric con disputar el Mundial?

E.A. ¡Claro!, me encantaría formar parte de la selección. Para mi sería mi último Mundial e ir a Brasil con el equipo de mi país sería un orgullo. 

Creo que Francia tiene muchas posibilidades y estoy seguro de que serán unas semanas muy especiales. 

Por eso me esfuerzo para jugar bien en el AS Mónaco y para estar bien físicamente y no lesionarme.

I.F. ¿Cómo ve a la Selección Mexicana?, ?la ves luchando con los grandes?

E.A. Bueno, aunque ha sufrido varios cambios de seleccionador en los últimos meses, ahora con Miguel Herrera lograron clasificarse para el próximo Mundial. Está claro que cuando juegan concentrados es un grupo fuerte y determinado que es capaz de resurgir después de un mal resultado. 

Ya han demostrado calidad y sin duda tienen a grandes jugadores que podrían dar una sorpresa. Veremos lo que pasa este verano en Brasil.

I.F. ¿El futuro de Abidal seguirá ligado al futbol cuando se retire?

E.A. Ahora mismo el futuro próximo está ligado al AS Mónaco porque todavía tengo contrato. Es pronto para saber qué haré después, de momento no he pensado demasiado en el después, aunque no creo que me vean en los banquillos como entrenador. 

Lo que sí haré es concentrarme en el proyecto de mi Fundación, en el que llevo algunos meses trabajando para darle forma. Será una manera de ayudar a los niños, jóvenes y a las familias que se estén enfrentando al cáncer, y por supuesto habrá proyectos relacionados con el futbol. 

Y otra opción será valorar el ofrecimiento que me hizo el FC Barcelona de volver a involucrarme con el club. Pero esto tendremos que verlo más adelante. De momento, sigo concentrado en dar lo mejor para el AS Mónaco.

I.F. ¿Con qué momento de tu carrera te quedas?

E.A. Me vienen muchos momentos especiales a la cabeza porque he pasado por varios clubs que me han dado grandes alegrías. Pero quizás el más especial es cuando el gran capitán Carles Puyol me cedió el honor de levantar la Champions League que ganamos con el Barcelona en el estadio de Wembley en el 2011. 

Fue muy emocionante y más aún ver la reacción del público. A Puyol nunca podré agradecerle del todo lo que hizo por mi.

Comentarios