Giuliana Olmos se instala en la tercera ronda en Wimbledon

La mexicana continúa con paso firme en el torneo británico

giuliana olmos gabriela dabrowski wimbledon wta mexico

Con este resultado, Giuliana Olmos continúa con paso firme en Wimbledon, con el objetivo de conquistar el torneo británico y ganar su primer Grand Slam en su carrera profesional. Foto: Olimpismo mexicana

Comparte esta nota

La pareja conformada por la mexicana Giuliana Olmos y la canadiense Gabriela Dabrowski lograron avanzar en tres sets a la tercera ronda del cuadro de dobles femenil en Wimbledon.

La dupla derrotó por parciales de 7-5, 3-6 y 6-3 a la checa Tereza Martincova y la ucraniana Marta Kostyuk.

Lee también: Djokovic avanza sin contratiempos a la cuarta ronda de Wimbledon

 

La mexicana y la canadiense se repusieron de una primera manga en la que llegaron a ir perdiendo 1-3, lograron dos breaks seguidos y sacaron para el set, pero no pudieron concretar.

Con un 5-5, rompieron de nueva cuenta y ahora sí no dejaron ir la oportunidad para el 7-5; Martincova y Tostyuk rompieron en el cuarto juego del segundo set para forzar la tercera manga.

Dicho resultado le dio confianza para el resto del partido, aunque el segundo parcial fue para sus oponentes, el tercero lograron conquistarlo para quedarse con el triunfo final, en un duelo que duró una hora y 54 minutos.

Donde no pudieron sostener el servicio en el sexto juego, lo que fue suficiente para que Olmos y Dabrowski avanzaran a la tercera ronda.

La pareja, tercera preclasificada del torneo, esperan a las ganadoras del duelo entre las estadounidenses Desirae Krawczyk y Danielle Collins contra la checa Marie Bouzkova y la eslovaca Tereza Mihalikova.

Con este resultado, Giuliana Olmos continúa con paso firme en Wimbledon, con el objetivo de conquistar el torneo británico y ganar su primer Grand Slam en su carrera profesional.

Además, la tenista de 29 años de edad, pues este mismo miércoles también disputará la segunda ronda, pero en dobles mixto, junto a su pareja, el salvadoreño Marcelo Arévalo.

Salir de la versión móvil