A pesar de que Olivier Giroud no es catalogado como uno de los máximos delanteros a nivel mundial, su nombre ya está entre los libros de historia de la selección de Francia, como el máximo goleador del equipo.

El delantero de “Les Blues” fue el responsable de adelantar a su equipo en el juego ante Polonia en los Octavos de Final, con lo que llegó a 52 tantos en su representativo nacional.

Su anotación llegó, tras recibir un pase de Kylian Mbappé y dio la media vuelta en el área para definir de zurda a los 44 minutos y así batir al portero polaco Wojciech Szczęsny, su ex compañero de equipo en el Arsenal inglés.

El delantero de 36 años había igualado el récord de 51 goles de Thierry Henry cuando facturó un doblete en la victoria 4-1 sobre Australia en el estreno de Francia en el Mundial de Qatar 2022.

“Es genial, era un sueño de la infancia romper el récord de “Tití” y ahora está hecho. Mi obsesión es llegar lo más lejos posible con el equipo”, explicó Giroud al consagrarse como el máximo anotador de la selección francesa.

Continúan la defensa del título

El conjunto dirigido por Didier Deschamps superó la primera fase de eliminación directa al derrotar a los polacos por marcador de 3-1, por lo que se han instalado en los Cuartos de Final.

El objetivo de lograr el bicampeonato aún está lejos, pero siguen trabajando para lograrlo.

“La aventura continúa, somo un gran grupo de amigos. Estoy feliz por este equipo porque estamos recompensando todo el esfuerzo, pero el camino aún es largo”, aseguró el delantero.